La afición del Sporting, de camino a Oviedo

Pasadas las 14.30 horas, varios autobuses de aficionados rojiblancos salía de Gijón para ver el partido en el Tartiere.

ANDRÉS MAESE