Álex Bergantiños aparca su futuro hasta el final

Álex Bergantiños aparca su futuro hasta el final
Bergantiños. / A. GARCÍA

«Hasta que no termine la temporada no se sabrá nada», avisa el gallego sobre la posibilidad de que siga en Gijón o regrese a La Coruña

JAVIER BARRIO GIJÓN.

«Voy a cumplir 33 años y lo que quiero es vivir el corto plazo». La misma concentración con la que compite Álex Bergantiños la traslada a sus intervenciones públicas. Incrustado en el centro de la actualidad por las declaraciones que llegan desde La Coruña, donde un día antes deslizaron que cuentan con él para el próximo curso, el gallego zanjó cualquier ramalazo especulativo. «Por cerrarlo ya, hasta el final de la temporada no se sabrá nada, no solo por mí, sino por lo que los clubes tienen firmado», advirtió el centrocampista, cedido por el Deportivo, pero con la puerta abierta para seguir en Gijón. Todo dependerá de su decisión final.

No quiso Bergantiños, en cualquier caso, que esta situación eclipsara lo verdaderamente sustancial. «A ningún aficionado del Sporting le importa ahora donde va a jugar Álex (Bergantiños) el año que viene; lo importante es cómo va a terminar la temporada el Sporting», subrayó el centrocampista, empeñado en desviar la atención hacia el partido. «Solo nos puede perjudicar que hablemos de temas individuales», razonó, expresando, eso sí, su agradecimiento a Carmelo del Pozo, nuevo director deportivo del Deportivo, por las palabras que le dedicó el día anterior en su presentación.

Más Sporting

Pronto tomó cuerpo el Barcelona B, primer escollo en esta secuencia de finales. «Seguramente sea el filial con mayor capacidad económica de España y parte de Europa, con jugadores interesantes que todavía tienen opciones de salvarse», anticipó. Y puso como ejemplo de que no se puede dar nada por sentado el último encuentro en El Molinón. «Ya vimos el día del Albacete lo que cuesta sacar los partidos adelante», recordó, antes de hacer un breve repaso a la clasificación: «Tenemos una ligera desventaja y hay que pensar en sacar adelante nuestros partidos para meter presión a los rivales».

En esa frenética carrera se posicionó en la línea de algunos de sus compañeros, más proclive a jugar antes que el Huesca, una situación que se repetirá en estas dos próximas jornadas. «Jugamos antes que los rivales y es fundamental seguir en la línea de casa y sacar este partido adelante», reiteró. Y aunque siempre se refirió a los dos rivales directos, Rayo y Huesca, reconoció sobre los primeros que «tienen el ascenso bastante en su mano, pero esta categoría siempre sorprende». A renglón seguido fue preguntado sobre si un pleno de triunfos en los cuatro últimos partidos garantizaría un ascenso: «Solo lo sabremos si los sacamos».

Capacitados para el 'play off'

Al Huesca, el rival a batir en este momento, lo vio más aligerado de presión que al Sporting, pero no por la situación clasificatoria. «Para el Huesca creo que sería un hecho histórico conseguir el ascenso, pero para nosotros es un objetivo desde el inicio del año», observó el futbolista, que tampoco se arrugó ante un hipotético 'play off': «Todas las competiciones a ida y vuelta son más imprevisibles, pero si hacemos bien las cosas tendremos más opciones de sacarlo adelante. Si se da el caso, creo que estamos capacitados para competir con cualquier equipo en el 'play off'. En El Molinón somos un equipo fuerte y eso es importante en una eliminatoria». Concluyó volviendo sobre sus pasos, regateando las cuestiones personales: «Lo importante es el Sporting y cómo terminará el año».

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos