«No estuvimos a la altura, nos han ganado en todo»

Santos trata de rematar a puerta, ante la oposición de Dani Calvo. / PHOTO-DEPORTE
Santos trata de rematar a puerta, ante la oposición de Dani Calvo. / PHOTO-DEPORTE

Roberto Canella lamenta la superioridad del Numancia e indica que «han sido más intensos que nosotros»

ANDRÉS MAESE GIJÓN.

Pocos se esperaban que el Sporting se viera superado por el Numancia con tanta claridad. La clave del mal encuentro de los rojiblancos la desveló Roberto Canella nada más terminar el encuentro. El capitán admitió que «no hemos estado a la altura, nos han ganado a todo. Hasta en intensidad».

El de Pola de Laviana no fue el único que no pudo esconder la decepción por el encuentro realizado en Los Pajaritos. «Han sido más intensos y esa es la clave», indicó Rubén García. El extremo no quiere ser alarmista y lanzó un mensaje de tranquilidad: «Es un día duro por el resultado, pero confío en el equipo y creo que vamos a revertir la situación. Desde el vestuario hemos transmitido buenas sensaciones porque no es un momento crítico».

Al igual que la mayoría de sus compañeros, Álex López espera que la plantilla aprenda de lo acontecido ante el Numancia. La primera derrota de la temporada llegó en Soria con una sonrojante goleada. «El partido habla de lo que es la categoría, es muy complicado», señaló el centrocampista que saltó al terreno de juego en el descanso para sustituir a un gris Bergantiños.

Un mal debut para Whalley

El gallego no fue la única cara nueva en el cuadro rojiblanco. El debut liguero de Whalley no fue el soñado por el guardameta. «Las sensaciones son malas porque después de la segunda parte ante el Oviedo, en la que nos vinimos atrás, y este partido, no ayudan. No queda otra que levantar cabeza», comentó el aragonés que recibió tres goles.

El propio Whalley describió las tres jugadas claves del enfrentamiento ante el Numancia: «El primer gol lo toco. Cuando pasa eso te da rabia por no haber podido pararlo. El segundo fue un cúmulo de mala fortuna y el tercero me parece un gran gol». Por último, el portero desveló el mensaje que lanzó Paco Herrera en el vestuario nada más finalizar el choque: «Nos ha dicho que no queda otra que ganar el martes y luego tenemos que ir a por el Lorca».

Sin duda el meta fue de los hombres que peor cara mostró en los pasillos de Los Pajaritos. Otro de los jugadores afectados fue Federico Barba. El central saludó a la afición rojiblanca cuando el colegiado pitó el final. «Les doy las gracias por el apoyo que nos han dado», aseguró el italiano, que no quiso analizar el la goleada porque «es pronto para resumir lo sucedido, prefiero hacerlo con la cabeza fría».

Uno de los últimos en abandonar el estadio fue Michael Santos. El uruguayo mostró su rabia durante el encuentro. Vio una tarjeta amarilla por una entrada a un rival después de que no le saliera nada sobre el verde. «El vestuario tiene que estar fuerte de cabeza. Fue un golpe duro porque ellos estuvieron mejor que nosotros», analizó el atacante.

El rojiblanco fue el único que aseguró que el equipo tiene que ser «autocrítico» porque «no nos salió nada y no estuvimos todo lo bien que esperábamos», argumentó antes de recordar que «tan solo nos queda seguir trabajando».

Fotos

Vídeos