Sporting

Baraja liderará el nuevo Sporting

Manu Poblaciones, preparador físico del Sporting, con Rubén Baraja, ayer por la tarde, a su salida de Mareo. / ARNALDO GARCÍA

En estos primeros días de la semana se empezarán a sentar las bases del nuevo proyecto rojiblanco | Torrecilla mantuvo ayer una reunión con el técnico para valorar el curso e iniciar el trabajo del futuro

JAVIER BARRIOGIJÓN.

El Sporting inició ayer los primeros días de su reconstrucción, en los que figura en un orden prioritario de acciones la búsqueda de la confirmación de Rubén Baraja como entrenador del nuevo proyecto. En ese sentido, la jornada fue intensa en las oficinas de Mareo, con distintos contactos a todos los niveles. Desde la mañana, hasta las últimas horas del día. Entre medias, por la tarde, el vallisoletano se reunió con Miguel Torrecilla, director deportivo rojiblanco, para hacer un primer análisis de la temporada, concluyendo que, si bien no se logró el objetivo del ascenso, el equipo necesita una continuidad en el liderazgo deportivo. Manu Poblaciones, uno de los hombres de confianza de Baraja, también se dejó ver por Mareo.

El técnico, que tiene otro año de contrato, se siente con fuerza para dirigir al equipo la próxima temporada, aunque la eliminación del 'play off' resultase muy dolorosa para todos sus protagonistas, incluido el entrenador, al que se vio muy afectado en los minutos posteriores a la finalización del encuentro. «Solo estaré en el Sporting si el club y los sportinguistas quieren», subrayó el técnico el domingo, avanzando su disposición a continuar en el banquillo de El Molinón si había un convencimiento sobre su persona.

Más noticias

En el club lo hay, a la espera de mantener alguna conversación para avanzar en la hoja de ruta de estos primeros días y sentar las bases del nuevo proyecto. Además del encuentro con Torrecilla, el consejo también podría reunirse con Baraja hoy o mañana -antes de que inicie sus vacaciones, previsiblemente al final de la semana- para conocer sus sensaciones de la temporada y plantear el reto del futuro. Aunque su nombre se ha vinculado al Málaga, el entrenador se encuentra muy identificado con el Sporting y a gusto en Gijón, convencido del potencial que tiene el club.

Con todo, los técnicos coinciden en la necesidad de armar un bloque más competitivo, con más garantías y fondo de armario, además de aprovechar la inercia de algunos futbolistas del filial, frente a una temporada que se presenta titánica con los descensos del Málaga, Deportivo y Las Palmas, todos ellos con un importante músculo económico y mejores posibilidades para acudir al mercado. Con respecto al análisis de la temporada, en el club se reconoce la decepción del desenlace, pero también se valora la remontada que realizó el equipo de la mano de Baraja, llegando a situarse en el primer puesto de la clasificación, recortando dieciséis puntos al Huesca, que entonces marchaba líder. Tampoco se obvia que el equipo llegó desfondado al clímax de la competición, como se pudo ver en el 'play off', por el cansancio de los jugadores.

Confianza intacta

La confianza en Miguel Torrecilla, por otra parte, se mantiene intacta. El consejo valora la búsqueda de soluciones y posibilidades que manifiesta el salmantino, que tuvo que levantar un proyecto sin contar con ningún cimiento de la temporada anterior, con el objetivo claro de subir a Primera, aunque luego se quedase encallado en el 'play off'. Algunos equipos de la Liga, como el Espanyol, han mostrado interés en el director deportivo rojiblanco, pero este mantiene su idea de continuar en el Sporting.

La confirmación pública de la continuidad de Rubén Baraja, si no hay novedades en estos últimos días, se producirá el miércoles o el jueves, en la rueda de prensa que Miguel Torrecilla tiene previsto ofrecer para valorar la temporada y avanzar algunas líneas del nuevo proyecto.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos