Baraja ordena las piezas

Víctor Ruiz intenta cortar un avance de Nacho Méndez. / A. GARCÍA
Víctor Ruiz intenta cortar un avance de Nacho Méndez. / A. GARCÍA

El entrenador perfecciona el 4-4-2 y recupera al madrileño Álex Pérez, con el que ensaya en el centro del campo | El defensa del filial Víctor Ruiz se suma al entrenamiento, en el que ya no participaron Cayarga, Isma Cerro, ni Cristian Salvador

JAVIER BARRIO GIJÓN.

Rubén Baraja, en una clara actitud observadora en estos primeros días de estancia laboral en Mareo, continuó ayer escudriñando todo lo que tiene a su alcance, al mismo tiempo que afinaba la puesta en escena del equipo con el que debutará el domingo en el partido frente al Tenerife. A día de hoy, igual que sucedió ayer, su mayor preocupación es diseñar un centro del campo equilibrado y solvente que abroche el 4-4-2 con el que repite cada día, sincronizando la basculación y los movimientos de presión.

El técnico vallisoletano incluyó ayer una nueva cara en el entrenamiento matinal, trasladado al campo número 5, al promocionar desde el filial al defensa andaluz Víctor Ruiz, que se unió así a los Dani Martín, Adri Montoro, Juan Rodríguez, Nacho Méndez, Pedro Díaz y Bertín. Las numerosas bajas con las que cuenta la primera plantilla, sobre todo en el centro del campo, y la intención del preparador de observar 'in situ' a determinados futbolistas del filial, están derivando en una semana más movida de lo habitual. Los que no pudieron dar continuidad ayer al entrenamiento del miércoles fueron Isma Cerro, Berto Cayarga y Cristian Salvador, que se habían ejercitado el día anterior bajo la dirección del nuevo entrenador.

A vueltas con la medular

En la tercera jornada de la 'era Baraja', el entrenador vallisoletano recuperó a Álex Pérez, al que situó en los ensayos en el centro del campo, deslizando que el defensa podría repetir en esta ubicación frente al Tenerife, aunque está por ver si lo haría con Nacho Méndez o Moi Gómez. Baraja, que maneja un libro de estilo clásico en estos primeros entrenamientos, alternó a uno y a otro acompañando al central. Aunque había esperanzas de que Sergio pudiera llegar al inicio de la semana, está prácticamente descartado. Rachid sigue al margen del grupo y Álex Bergantiños, mientras, se mantiene como duda. Si llega el gallego, lo hará al límite y con poco tiempo. En todo caso, ninguno de los dos está descartado. Ayer incrementaron el ritmo de la carrera continua, frente a una menos exigente de Sergio, que hace unos días ya tocaba balón.

Con el dibujo clarificado, las dudas que manifiesta el técnico se detectan en el centro del campo y en las bandas. E

l movimiento de Álex Pérez empujaría a Xandao al centro de la defensa, que compartió ayer con Barba en algún momento. Canella, por su parte, confirmará su vuelta al lateral izquierdo. Todo porque Isma López ha sido empujado al extremo zurdo en estos primeros días. Baraja quiere ensanchar el campo con algún futbolista específico de banda y el navarro es el que más puede acercarse a ese perfil que se busca. El lateral derecho se lo disputarán Adri Montoro y Juan Rodríguez con la duda, por delante, de si el nuevo preparador apostará por Rubén García o Carmona. Los dos funcionaron durante toda la semana en esa demarcación, aunque el valenciano también fue utilizado ayer como delantero en paralelo con Stefan.

Dio la impresión esto último de ser una probatura del exfutbolista, puesto que el ataque se presenta como una de las líneas del campo más definidas, sobre todo en este sistema, con Stefan Scepovic y Michael Santos, al que, por otra parte, también observó en la banda izquierda, donde le incrustó Paco Herrera varias veces por su velocidad. Pretende hacer Baraja una disección rápida y certera para comprobar todas las posibilidades del proyecto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos