«No hemos sido capaces de matar el partido»

Baraja, con semblante serio, antes del cambio de Moi Gómez. / CITOULA
Baraja, con semblante serio, antes del cambio de Moi Gómez. / CITOULA

Baraja destacó el orden y la efectividad mostrados por el Sporting, y lamentó los desajustes defensivos que espolearon al Córdoba

VÍCTOR M. ROBLEDO GIJÓN.

Pese a las dudas que dejó en la afición el partido despachado por el Sporting, Rubén Baraja ofreció algunas lecturas positivas de la actuación de su equipo. «Estamos construyendo y hay muchas cosas que mejorar, pero crecer desde el resultado positivo siempre ayuda», aceptó el técnico vallisoletano.

Baraja, no obstante, lamentó que el Sporting no supiera templar la temperatura del encuentro cuando se encontró con dos goles de ventaja en el marcador. «No hemos sido capaces de matar el partido. Con el 2-0 estuvimos bastante bien, era la idea que buscábamos, pero el 2-1 nos ha generado desconfianza», afirmó el entrenador antes de explicar que el plan en esa fase del choque pasaba por «no ser tan verticales, sino tener más posesión y descansar con la pelota». Tampoco ocultó Baraja que el resultado «al final ha podido ser un 4-2 o un 3-3», ante el descontrol en el que se sumió el duelo en sus últimos compases.

Más Sporting

Entre los aspectos positivos, el entrenador rojiblanco destacó que «el equipo casi siempre ha tenido orden». También se mostró muy satisfecho por la eficacia mostrada por el Sporting ante la portería del Córboda, aunque se mostró más crítico con la labor defensiva de su equipo. «Tenemos que ser contundentes en las dos áreas. Hemos tenido buena llegada al área rival y nos ha faltado contundencia defensiva, pero Mariño nos lo ha solucionado», reconoció acerca de las decisivas intervenciones del meta gallego durante el choque. En ese sentido, Baraja reconoció que «no hemos estado acertados en la decisión previa a ninguno de los dos goles. Han sido desajustes que nos han complicado el partido».

Al margen del resultado, una de las noticias más positivas que dejó el partido de ayer fue el regreso de Sergio Álvarez al equipo. Baraja destacó el peso del avilesino en el esquema: «Sabíamos que el partido nos iba a dar su estado físico. Teníamos duda de cuánto podía aguantar. Ha estado a buen nivel y necesita continuidad. Es una pieza importante».

Preguntado por la suplencia de Stefan Scepovic, titular en los dos partidos anteriores, Baraja aseguró que «es una decisión técnica como otra cualquiera». «Hemos pensado que Castro nos podía dar velocidad, movimientos, finalización. Llevaba tiempo sin ser titular y merecía esa oportunidad», valoró el preparador para posteriormente destacar que «me gusta que todo el mundo se sienta participe».

Baraja, por último, pidió tiempo para dejar que aflore el equipo que busca. «Estamos en proceso de tratar de mejorar. Cuando quieres cambiar una dinámica lo importante es crear una identidad, que el equipo sepa a lo que quiere jugar», afirmó. Su trabajo en los próximos días irá orientado a reforzar anímicamente a su plantilla. «La mentalidad es fundamental en Segunda, porque todos los partidos tienen momentos de superar dificultades», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos