Carlos Castro: «El Real Oviedo no es favorito, somos el Sporting»

Hernán Santana, ayer, en su primer entrenamiento.
Hernán Santana, ayer, en su primer entrenamiento. / ARNALDO GARCÍA

«Si vamos al Carlos Tartiere con miedo, apaga y vámonos», asegura el delantero

Andrés Maese
ANDRÉS MAESEGijón

Dos días de descanso tuvieron los hombres de Rubén Baraja para descansar e intentar desconectar del fútbol antes de fijar las miras en el derbi del próximo domingo. La sesión de ayer sirvió para ver en acción a Hernán Santana, la segunda incorporación del club gijonés en este mercado de invierno. Ahora será decisión del técnico si entra o no en la convocatoria en la que, se espera, esté de nuevo Jordi Calavera.

En el caso de que el catalán no llegue a tiempo, Baraja ensayó durante la sesión con un recuperado Alberto Lora, que podría ser una alternativa en el lateral derecho. Una de las opciones del preparador es cambiar el sistema con motivo de la visita al Tartiere, situando a Rubén García por detrás del delantero. Eso podría suponer la salida de Carlos Castro del equipo titular. El jugador de Ujo no obvia que se trata de un partido «especial» y más en su caso, como canterano.

«Me es indiferente cómo me vayan a recibir en el Carlos Tartiere»

«El Oviedo no es favorito, somos el Sporting», advierte el ariete, que no se muestra preocupado con el recibimiento que tendrá tanto él como el equipo en el estadio ovetense: «Me es indiferente cómo me vayan a recibir en el Tartiere. No tenemos que tener miedo a nadie, si vamos con miedo, apaga y vámonos».

Castro es un futbolista al que no le inquietan los ambientes hostiles. «Estamos acostumbrados a jugar partidos con mucha tensión», indicó el rojiblanco, que espera a un rival que «imprima mucha intensidad en cada jugada y que quiera continuar con su racha de nueve partidos consecutivos sin perder».

Golpe de autoridad

Los dos equipos llegan en un buen momento de forma, aunque la asignatura pendiente del Sporting de Baraja sigue siendo los encuentros lejos de El Molinón: «Será un partido muy importante porque fuera de casa nos está costando y queremos dar un golpe encima de la mesa».

Pese a lo intensos que están siendo los días en torno al encuentro, el vestuario rojiblanco quiere estar al margen. Por ello, Castro destacó que «tenemos que mirar el partido con tranquilidad porque no va a decidir la temporada. Cada uno va a jugar sus cartas y ellos cuentan con un estadio lleno. Tenemos que tener la cabeza fría».

Más Sporting

Como bien delantero, el canterano tiene en mente el gol. De marcar el domingo no tiene una celebración preparada. «Si tengo la suerte de marcar haré lo de siempre. No tengo nada especial pensado», aseguró el rojiblanco, que no se atrevió a pronosticar un resultado: «No puede decirlo porque es muy complicado. Será un choque muy igualado y con intensidad. Con un 0-1 y que el gol en propia me vale con tal de que el partido termine en una victoria para nosotros».

Antes de dirigirse al comedor con el resto de sus compañeros. Carlos Castro analizó su situación personal en el Sporting. A diferencia del año pasado, cuando solicitó salir del club, esta vez se encuentra con la confianza del entrenador: «Quiero seguir aquí y aportar lo máximo».

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos