Carmona: «Estoy disfrutando de la continuidad que nunca tuve aquí»

Carlos Carmona luce bigote, en el entrenamiento de ayer, con motivo del movimiento 'Movember'. /  ARNALDO GARCÍA
Carlos Carmona luce bigote, en el entrenamiento de ayer, con motivo del movimiento 'Movember'. / ARNALDO GARCÍA

«El partido de mañana poco se asemejará al que jugamos en Copa. Hay que seguir con la presión muy arriba para intentar volver con un triunfo», indica el mallorquín

A. MAESE GIJÓN.

Comenzó noviembre y con él empiezan a verse los primeros bigotes con motivo del movimiento conocido como 'Movember'. Una iniciativa que nació en Australia en 2003 con el objetivo de impulsar una vida más feliz, saludable y duradera para los varones a través de financiar las investigaciones que se centran en el cáncer de próstata y de testículos.

Carlos Carmona, que ayer recibió el premio a mejor jugador de la temporada por parte de la Cadena Ser, apareció en Mareo luciendo bigote por dicho motivo. El mallorquín se encuentra en un buen momento profesional y lo asocia a un cambio en la confianza desde el banquillo. «Ahora estoy disfrutando de la continuidad que nunca tuve en el Sporting», asegura.

Su rol en el Sporting ha cambiado gracias al respaldo que tiene de Paco Herrera. En lo que va de temporada, Carmona ha jugado tanto pegado a la banda derecha como por detrás del delantero. Dos posiciones que poco se asemejan, aunque el rojiblanco no quiere decantarse por una concreta: «Siempre he dicho que lo que quiero es jugar. Me da igual jugar en un lado o en otro».

Mañana toca volver a Reus, un escenario en el que el Sporting ya ha salido victorioso esta temporada. Lo hizo en la Copa del Rey. «Los partidos de Copa y de Liga son muy distintos. Nosotros tenemos que seguir como hasta ahora, con una presión muy alta para poder volver con una victoria», señala Carmona.

El Mallorquín no se fía del próximo rival. No es el único, porque varios jugadores del vestuario ya han avisado del peligro que tiene el equipo de López Garai. Un exrojiblanco que colgó las botas la temporada pasada y ya dirige un equipo en Segunda División: «Resulta curioso que un excompañero ya esté en los banquillos, pero cuando empieza el partido te olvidas de todo eso».

Con mayor o menor dificultad, el Sporting quiere seguir puntuando lejos de casa para permanecer en la zona alta de la clasificación. Un objetivo que para Carmona se consigue a base de «ser constantes en defensa», subraya.

Fotos

Vídeos