Carmona se retira del entrenamiento con una sobrecarga en un adductor

Rachid es el único jugador que no trabaja con el grupo, aunque esta semana aumentará su carga de trabajo «Al entrenador le gusta tener el balón y ser protagonista, eso nos beneficia porque aquí hay varios jugadores de ese perfil», dice el catalán

A. MAESEGIJÓN.

Mucho calor. La sesión matinal del Sporting se vio interrumpida en varias ocasiones ante la necesidad de los jugadores para refrescarse ante la intensidad del entrenamiento. Paco Herrera comenzó su segunda semana de entrenamientos como entrenador del Sporting con algo más de intensidad que en sus primeros días como preparador rojiblanco.

La noticia de la jornada saltó unos minutos antes de que finalizara el ensayo matinal. Carlos Carmona notó un pinchazo en el adductor de su pierna derecha y solicitó retirarse del campo número cinco para poner rumbo a la enfermería rojiblanca. Una sobrecarga muscular fue la encargada de impedir que continuara con el entrenamiento.

La única baja con la que contaba Herrera antes de que arrancara la sesión matinal fue Rachid. El centrocampista continúa recuperándose de las molestias musculares en su pie izquierdo que le impidieron terminar la pasada campaña con el Tenerife.

El rojiblanco es el único que aún no ha trabajado con sus compañeros. Al argelino tan solo se le pudo ver en el último tramo del ensayo. Después de trabajar en el gimnasio, saltó al terreno de juego junto al readaptador rojiblanco. Se espera que esta semana se incorpore al grupo.

No quiere mirar hacia atrás. Víctor Rodríguez se centra en el presente para intentar mejorar su rendimiento en el Sporting después de cerrar su primer año como rojiblanco con más sombras que luces.

Como viene siendo habitual en el mundo del fútbol, la llegada de un nuevo entrenador supone una motivación especial para todos los jugadores. Todos comparten la ilusión de intentar hacerse un hueco en la alineación porque parten de cero ante la mirada del nuevo técnico. Pero en este caso, el aterrizaje de Herrera en el Sporting puede significar un antes y un después para Víctor Rodríguez.

El preparador comentó el primer día de la pretemporada que quería sacar el mayor rendimiento del catalán. «Sus palabras me sirven para dar mi mejor versión», aseguró el centrocampista que vuelve a coincidir con el entrenador en su carrera deportiva. La discreta actuación del jugador la pasada temporada no parece haber afectado a su ilusión por recuperar la confianza en los terrenos de juego: «Intentaré crecer como futbolista y como persona, además de disfrutar de la mejor profesión del mundo».

La relación con el técnico rojiblanco no es nueva para Víctor Rodríguez. El centrocampista conoce a la perfección la idea de juego que quiere imponer Herrera en Mareo. «Le gusta tener el balón y ser protagonista», explicó el jugador sobre el fútbol que quiere llevar a cabo Paco Herrera. Un tipo de juego que «nos va a beneficiar porque aquí hay varios jugadores con ese perfil», subrayó. El rojiblanco se encuentra entre ese grupo de futbolistas a los que la llegada de Herrera a Gijón puede servirles, a priori, para dar un paso hacia adelante en los terrenos de juego.

Paco Herrera y Víctor Rodríguez se conocieron hace cuatro años. Fue en el Zaragoza. El técnico fue capaz de sacar el mayor rendimiento del jugador logrando que el mediapunta completara su campaña más goleadora al anotar cinco goles. Una temporada que terminó con la destitución de Herrera al frente del banquillo maño. Tras su paso por el equipo aragonés, el catalán continuó su carrera en el Elche y el Getafe antes de recalar en el Sporting donde comenzó con buenas actuaciones, pero su protagonismo fue a menos.

Su fichaje comenzó a ser cuestionado, sobre todo en la segunda vuelta, una polémica que el rojiblanco quiere dejar de lado porque «la afición decide como tiene que tratar al futbolista. Yo simplemente me centro en mi trabajo y me mantengo al margen», manifestó.

Al margen del rol que puede desempeñar Víctor en la próxima temporada, el jugador tiene en mente devolver al Sporting a Primera, pero sin agobios. El jugador no se esconde al afirmar que «cuando se viene de una categoría superior el ascenso es el objetivo», pero no quiere obsesiones sobre el mismo porque «si pensáramos ahora en ello nos equivocaríamos», comentó el futbolista que tampoco quiere dejar de lado la meta marcada: «Simplemente tenemos que trabajar y prepararnos para ello».

Pero los reencuentros para Víctor Rodríguez en el Sporting van más allá que Paco Herrera. Hace dos campañas, el catalán fue uno de los fichajes del Getafe en Primera División. Su llegada se produjo en el mismo verano en el que Scepovic aterrizó en el conjunto madrileño. «Es un buen delantero», comentó el rojiblanco sobre su nuevo compañero, un tipo de jugador que para el catalán «es importante tener en la plantilla porque que siempre que tuvo la oportunidad demostró que tiene gol».

Scepovic demostrará desde esta mañana cómo llega a Gijón. El delantero se incorporará hoy al trabajo con el equipo.

Fotos

Vídeos