SPORTING

Sporting | Scepovic, el cazador de goles

El futbolista no esconde su deseo de volver a Gijón, donde completó su mejor temporada con 23 goles en la Liga Miguel Torrecilla ha hablado ya de forma personal con el serbio Stefan Scepovic para reforzar la delantera del Sporting la próxima temporada

ANDRÉS MAESE GIJÓN.

Un futbolista introvertido, por decirlo de alguna manera, que se prodiga poco por timidez. Pero que maniobra con cálculo en el terreno de juego. Stefan Scepovic aterrizó en Gijón aquel verano de 2013 con el cartel de auténtico desconocido. Aquel delantero centro serbio procedente del Partizán de Belgrado, con el número 12 en la espalda, se puso a las órdenes de José Ramón Sandoval para intentar devolver al Sporting a Primera División. Aquel hombre cauteloso, que hizo gala de un perfecto español, no tardó ni un mes en ganarse la confianza de la afición a base de lo que mejor sabe hacer: meter goles.

El Real Madrid Castilla, Recreativo, Mallorca, Ponferradina y Deportivo fueron sus presas en las cinco primeras jornadas de la temporada liguera. Scepovic, que prefiere que le llamen Stefan, ya que entiende que su apellido exige una pronunciación compleja y dificultosa (y así rotula sus camisetas), entró en la historia del club como uno de los mejores goleadores debutantes al marcar en los cinco primeros encuentros. Muy cerca estuvo, incluso, de igualar a toda una leyenda como Quini, que había alojado, de manera consecutiva, el balón en el fondo de las mallas del rival en las siete primeras jornadas de la competición doméstica.

Cuatro años después de que defendiera la elástica del Sporting, el club quiere recuperar a su 'cazador' de goles. El mismo que abandonó la ciudad con 23 dianas en sus bolsillos en su única temporada en Gijón. Miguel Torrecilla sigue de cerca sus pasos. El director deportivo ya ha hablado con él de forma personal después de poner su nombre encima de la mesa durante una reunión mantenida, en las oficinas de Mareo, con los miembros del consejo de administración. Solo presenta un pero: su bajo rendimiento fuera de Gijón en las tres últimas campañas. La primera con el Celtic y, las dos últimas, con el Getafe.

Osasuna también entra en la puja por hacerse con los servicios del serbio

El Sporting, en cualquier caso, deberá decidirse pronto porque no es el único club que pretende la cesión -la fórmula elegida- de Scepovic. Osasuna también ha preguntado por la situación del goleador del Getafe, aunque la intención de Stefan es la de regresar a Gijón.

Menor protagonismo

La campaña que realizó como rojiblanco fue de más a menos. Su arranque fue demoledor y, aunque finalizó la temporada con 23 goles, fue perdiendo fuelle con el paso de los meses. Entre otros motivos, por la llegada de Dejan Lekic en el mercado de verano, que ocupó su posición de '9' puro.

José Ramón Sandoval se empeñó en reinventar al jugador y le quitó protagonismo en el ataque al desplazarlo a la banda. Lekic se convirtió en el único delantero de referencia sobre el terreno de juego y el rendimiento de Stefan se vio afectado. Cuando el de Humanes fue destituido y su lugar lo ocupó Abelardo Fernández, este no dudó en devolver de nuevo a Scepovic a su posición de delantero centro, pero la eliminación frente a Las Palmas en el 'play off' puso el punto y final a la relación del serbio con el Sporting.

En el mercado veraniego de 2014, Stefan se convirtió el centro de todos los focos. Su salida no se produjo hasta el último día. Fue entonces cuando puso rumbo a Escocia para jugar en el Celtic de Glasgow. El Sporting pagó un millón de euros al Partizán de Belgrado por su propiedad y lo traspasó por 2,5 millones de euros. Desde entonces, su protagonismo fue a menos.

Más información

Scepovic no se llegó a acomodar al fútbol escocés, en el que jugó 26 partidos y tan solo anotó 5 goles. El serbio regresó a España para recuperar su olfato goleador. Lo hizo para jugar con el Getafe, a donde llegó en calidad de cedido. En su primera campaña como azulón, descendió a Segunda División con una discreta actuación: seis goles en 34 partidos, que no ayudaron a evitar el declive getafense.

El cuadro madrileño apostó por él el pasado verano y pagó poco más de un millón de euros al Celtic, pero el serbio se encontró con que la titularidad de Jorge Molina. Las 22 dianas del alicantino, frente a las tres de Scepovic, fueron argumentos suficientes para dejar al serbio en el banquillo.

El Sporting y el futbolista buscan ahora reencontrarse para resurgir del infierno de Segunda. Su llegada aparece entre las posibles del nuevo proyecto de Torrecilla.

Fotos

Vídeos