«Este club es más de lo que me esperaba y me vendrá bien», observa Calavera

Jordi Calavera, antes de la rueda de prensa. /  ARNALDO GARCÍA
Jordi Calavera, antes de la rueda de prensa. / ARNALDO GARCÍA

«Paco Herrera me echa broncas con cariño porque sabe que soy joven y tengo mucho margen de mejora», asegura el lateral

J. BARRIO GIJÓN.

Aseguró Paco Herrera en la noche de Vallecas que a Jordi Calavera le tenía tomada la matrícula y que no le daba tregua, buscando una mejora en sus prestaciones, sobre todo defensivas. El lateral sonrió ayer cuando recordó que «me echa broncas, pero son con cariño porque sabe que soy joven y que tengo mucho margen de mejora». Y aseguró tener asumido que «quiere que mejore en aspectos defensivos, porque en ataque me dice que no tiene nada que corregirme, y cada vez me siento mejor futbolista».

Con ese deseo de mejorar se presentó Jordi Calavera en los días previos al encuentro que se disputará mañana en El Molinón frente al Almería. «Viene bastante tocado», apreció, aunque recordó que «la tabla no refleja mucho ahora», sobre su situación clasificatoria. En cualquier caso, el lateral derecho catalán, a préstamo en el Sporting hasta el final de la temporada por el Eibar, lanzó una alerta: «El Almería es un equipo hecho para subir y tiene muy buenos futbolistas, y que esté tocado lo va a hacer un rival más peligroso». En todo caso, manifestó su ambición por lograr la victoria, señalando que «nos llevamos un muy buen punto de Vallecas y ahora solo tenemos que pensar en conseguir los tres frente al Almería.

A su estancia en Gijón no le puso ni un 'pero', maravillado con la dimensión social y deportiva del Sporting. «Soy un chaval de pueblo, muy sencillo, y el club es de Primera División», proclamó Calavera, reconociendo que «cada vez que salgo al campo se me ponen los pelos de punta» porque el ambiente, prometió, «es más de lo que me esperaba». De hecho, el lateral estableció una comparativa en relación a su último destino como cedido, el Lugo, y concluyó que «no tiene nada que ver porque allí iban 4.000 ó 5.000 personas al campo y aquí vienen 23.000 ó 24.000; creo que me va a venir muy bien para el futuro adaptarme a estadios con más presión y exigencia».

Cambio de sistema

En relación al cambio de sistema de Herrera en el partido frente al Rayo, planteando una defensa con tres centrales y dos carrileros, Calavera no le dio mayor importancia, resumiendo que «me adapto a lo que pida el míster», y prolongando que «si tengo que jugar en una defensa de cuatro y que subir menos, lo haré, y si tengo que jugar de carrilero con tres centrales, también lo haré». No ocultó, tampoco, su naturaleza: «Soy un futbolista que tiende a subir arriba de forma innata».

Más

Fotos

Vídeos