El club rojiblanco y Carlos Castro allanan el camino para la renovación del delantero

Carlos Castro.
Carlos Castro. / A. GARCÍA

J. A. G. / I. A. GIJÓN.

Carlos Castro podría firmar en las próximas horas su renovación como futbolista del Sporting. El club gijonés y el futbolista han acercado posturas en las últimas semanas y si nada se tuerce prolongarán su vínculo.

El delantero de Ujo, uno de los predilectos de la grada rojiblanca, estuvo a punto de salir en varias ocasiones durante las últimas dos temporadas. Entendía Castro que los fichajes realizados por el club para el ataque minaban sus opciones de triunfar en el club gijonés.

Gelu Rodríguez, su representante, llegó a presentar en las oficinas de Mareo varias ofertas de clubes interesados en su contratación. Sin embargo, el Sporting nunca valoró esa opción, toda vez que existe consenso sobre el valor que tiene el 'nueve' para el futuro de la entidad.

Si había dudas sobre la confianza en el jugador, el director deportivo, Miguel Torrecilla, trasladó en más de una ocasión su predilección por el punta de Ujo, al que considera un puntal para su proyecto. Es fácil entender que haya facilitado una negociación que estuvo durante muchos meses en punto muerto hasta la marcha de Nico Rodríguez.

No han trascendido los términos del posible acuerdo aunque parece lógico pensar que la cláusula de rescisión de Carlos Castro podría experimentar un importante aumento, con diferentes cantidades en Primera o Segunda División.

El propósito del consejo de administración era cerrar la renovación del delantero de Ujo antes del comienzo de una temporada en la que tendrá un papel relevante en los esquemas de Paco Herrera. Castro está llamado junto a Stefan Scepovic y Borja Viguera a capitalizar la producción ofensiva de un equipo que necesita de sus goles, claves en el último ascenso.

Fotos

Vídeos