El club ya supera los 22.000 abonados y no encuentra todavía su techo en Segunda

Aficionados, estos días, aguardando para darse de alta. / A. GARCÍA

J. B. GIJÓN.

El Sporting confirmó ayer su supremacía en el terreno social de Segunda División. Tres días después de que se iniciase la campaña de altas, con un fin de semana entre ellos, el club alcanzó este lunes un nuevo pico en su campaña de captación y concluyó la jornada con 22.009 abonados, una cifra que le permite liderar con holgura el apartado social en toda la categoría. De continuar así, el club podría alcanzar los 23.000 aficionados para el comienzo de la temporada.

La campaña de altas se mantiene muy activa estos días en las taquillas de El Molinón. En ese sentido, el club ha habilitado un sistema para que los aficionados interesados en tramitar su nuevo abono soliciten una cita previa y puedan inscribirse con la mayor comodidad posible. Tras el descenso de categoría se esperaba una lógica merma en el número de abonados por el nuevo escenario, pero los fichajes de Miguel Torrecilla y Paco Herrera han supuesto un nuevo estímulo para los aficionados, que ya acudieron en masa a las renovaciones, finalizando este periodo con 21.274 aficionados, una cifra que ya está anticuada con esta nueva actualización.

Para contextualizar estos datos, el Sporting registró la pasada temporada la cifra más alta de abonados, en Primera División, de toda su historia, llegando a contabilizar más de 24.300. Este verano, a falta de la campaña navideña, podría quedar muy cerca de este dato.

Fotos

Vídeos