Sporting

Sporting | El conflicto abierto con Babin precipita el fichaje de Álex Pérez para reforzar la defensa

El madrileño Álex Pérez, ayer, a la salida de Mareo, con Alfredo García Amado. / ARNALDO GARCÍA

El zaguero madrileño llegó a Gijón procedente del Valladolid para firmar con el Sporting por las tres próximas temporadas

JAVIER BARRIO GIJÓN.

El Sporting agotó su paciencia con Babin y, en un giro radical de los acontecimientos propiciado por unos últimos días de tensión creciente, respondió al controvertido comportamiento del internacional de Martinica fichando al defensa madrileño Álex Pérez, de 26 años, quien llegó ayer a Gijón procedente del Valladolid y que firmó por tres temporadas, con una cláusula de 5 millones en Segunda y de 15 en Primera. El acuerdo se cerró con una compromiso futuro, pendiente de determinar, por el que el Sporting pagará una cantidad al Valladolid en caso de ascenso.

«Estoy muy contento y muy feliz, y con ganas ya de estar con el equipo», aseguró ayer a su llegada a Gijón la octava incorporación del conjunto rojiblanco, que ya entrenará hoy y será presentado el lunes. «¿Ganas de encontrarme con Paco Herrera? Por supuesto. El año pasado fue muy bueno para todos y espero que este año sea mejor», señaló delante del hotel Abba. Acto seguido puso rumbo a las instalaciones de Mareo, donde le esperaba Alfredo García Amado, quien fuera director general del conjunto rojiblanco durante décadas y que en la actualidad es uno de sus agentes junto a Pepe Mesas, para firmar su contrato y completar el reconocimiento médico. Era la primera vez que García Amado pisaba las oficinas de Mareo tras su marcha en junio de 2015.

Más noticias

Formado en las categorías inferiores del Moscardó y con un amplio pasado en el Getafe, con el que llegó a debutar en Primera en 2012 -ya lo había hecho previamente en 2010 en la Liga Europa-, Álex Pérez vivió su temporada más estable en su carrera el año pasado a las órdenes de Paco Herrera. Llegó sin hacer ruido, como un actor secundario y tras unos años de poca actividad, pero terminó disputando 39 partidos, incluida la Copa del Rey, confirmándose como un elemento muy importante en los planteamientos del entrenador catalán.

El fichaje del madrileño deja ahora a Babin en una situación muy comprometida dentro del Sporting, donde se sospecha desde hace tiempo que su actitud de dejadez está motivada por su intención de forzar una salida con la carta de libertad bajo el brazo. Por el defensa se han interesado, principalmente, el Albacete de Nico Rodríguez y el Cádiz, que tiene a Quique Pina como consejero delegado. En cualquier caso, aunque el futbolista ya no entra en los planes de Herrera, el Sporting no va a facilitar una salida sin contraprestación, al entender que le restan dos años de contrato y que ha tenido un comportamiento poco profesional, agravado por algún episodio reciente.

El expediente sigue abierto

De hecho hay un profundo malestar en Mareo por cómo ha actuado en los últimos meses Babin, que no se ejercitó ayer por unos problemas musculares y cuya situación, que parecía aclarada la semana pasada, se ha enrarecido notablemente en los últimos días por alguna situación. Las declaraciones del miércoles de Herrera en Ser Gijón dejaron entrever un resurgimiento de las tensiones. «La situación de Babin no está clara todavía», desveló el técnico, quien fue más allá y le descabalgó de la titularidad para el partido de Santo Domingo.

Según pudo saber EL COMERCIO, aunque el Sporting había intentado reconducir la relación a raíz del fichaje de Xandao, dando incluso por cerrada la plantilla y con la solicitud pública de Torrecilla de cerrar el expediente disciplinario que tenía abierto Babin por lo sucedido con Martinica, su clausura no se ha llevado todavía a cabo. El proceso sigue abierto y, a raíz de los últimos acontecimientos, hay un replanteamiento serio de la situación que podría derivar en que el expediente siga su curso.

Fotos

Vídeos