El corazón 'dividido' del alcalde de León

Antonio Silván. / N. C.

J. A. G. GIJÓN.

El alcalde de León, Antonio Silván lamenta, como muchos de sus vecinos, que el caprichoso calendario haya decidido que el partido Cultural-Sporting se celebre un martes por la noche y se evite así un desplazamiento masivo de seguidores rojiblancos a la capital leonesa, como era el deseo de una y otra parte. A pesar de todo, el regidor prevé un gran ambiente en la ciudad, producto del «hermanamiento que une a estas dos ciudades».

Silván, en declaraciones realizadas al programa Deportes Cope Asturias, no oculta su simpatía por el Sporting, aunque tiene claro que en el partido del próximo martes «animaré a la Cultural». No en vano, el alcalde de León disfruta de los veranos en Gijón de donde es natural su esposa. Confesó, además, que su hijo es seguidor sportinguista y todas las temporadas, al principio del curso, acuden juntos a presenciar algún partido a El Molinón.

«Tengo un sentimiento íntimo por Gijón y el Sporting», reconoció el regidor popular, consciente de que el partido en el Reino de León será «muy especial» para él por el cariño que tiene hacia los dos contendientes. Silván, nada más conocerse que el partido se adelantaba al martes y no al miércoles 11, en vísperas de la fiesta de La Hispanidad, reclamó a la Liga sensibilidad para modificar la fecha del encuentro a fin de hacer posible un desembarco masivo de seguidores y contentar así a los hosteleros de la ciudad, tristes por la designación del partido y las pérdidas económicas que supone. En todo caso, no tienes dudas de que la gente que se desplace el martes estará «muy a gusto» en León.

Fotos

Vídeos