«No me creo más que nadie, pero tendré que tirar más del carro»

Sergio Álvarez, en Mareo. /  A. F.
Sergio Álvarez, en Mareo. / A. F.

Sergio Álvarez, cuya figura en el Sporting adquiere mayor importancia, asegura que «entiendo la decepción de la gente porque no hay fichajes»

ANDRÉS MAESE GIJÓN.

El joven de 17 años que debutó el 16 de mayo de 2010 en Santander de la mano de Manolo Preciado es ahora uno de los jugadores más experimentados del vestuario del Sporting. Las salidas de Cuéllar y Nacho Cases han llevado, además, a Sergio Álvarez a dar un paso al frente en el cuadro rojiblanco como uno de sus jugadores más veteranos. El avilesino se convierte así es uno de los hombres con más peso en un plantel que se encuentra en plena búsqueda de nuevos líderes en la plantilla.

«No me creo más que nadie. Llevo varias temporadas aquí y tendré que tirar algo más del carro, pero seguiré trabajando desde el esfuerzo y la humildad», asume el centrocampista, consciente de la importancia que adquiere su figura.

Paco Herrera afirmó en su presentación que necesitaba, al menos, dos guías en el terreno de juego y Sergio puede ser uno de esos futbolistas que alarguen la figura del entrenador hasta el verde para indicar el camino. «Ser capitán del Sporting es un privilegio y conlleva mucha responsabilidad», destacó un futbolista que espera seguir creciendo como profesional en el conjunto gijonés.

«Volvemos a ser el rival a batir. El ascenso está en nuestra mente, pero hay que ir poco a poco»

Al mediocentro no se le caen los anillos por jugar en Segunda ya que «somos profesionales y tenemos que sobreponernos a cualquier circunstancia». La última piedra en el camino del avilesino fue un descenso de categoría en una temporada en la que el conjunto gijonés nunca transmitió sensaciones de estar vivo. «Ahora volvemos a ser el rival a batir», asumió uno de los capitanes del Sporting, que entiende que una de las claves para lograr el ascenso no es otra que «habituarse lo antes posible a la categoría».

Volver a la máxima competición es el objetivo marcado por todos en la temporada que comenzará el próximo mes, pero Sergio no quiere presiones extras. «Es algo que está en nuestra mente, pero hay que ir poco a poco», explicó con la cautela que le caracteriza. Las campañas en Segunda son muy largas y el vestuario no quiere oír hablar del ascenso antes de que comience a rodar el balón en la pretemporada.

Periodo de cambios

Todo hace indicar que la plantilla sufrirá varios cambios antes de que arranque la competición. Para Sergio el Sporting se encuentra en un «periodo de transición» ante los inminentes movimientos que se producirán en el mercado.

Precisamente, en la parcela de incorporaciones, el Sporting aún no ha movido ficha, motivo por el cual la afición está impaciente. «Entiendo la decepción de la gente», indicó Sergio antes de desvelar que el club les transmitió tranquilidad: «Nos dijeron que quieren traer a los mejores y que necesitan tiempo». Hasta la fecha, las tres operaciones de Torrecilla son la contratación de Paco Herrera y las bajas de Nacho Cases e Iván Cuéllar.

Sergio Álvarez se mostró muy firme a la hora de analizar la marcha del gijonés y el extremeño: «Esto es fútbol. Unos vienen y otros se van». Aunque también reconoció sentir pena por la salida de dos buenos amigos.

Fotos

Vídeos