Cuatro meses sin derribar un fortín lejos de El Molinón

El equipo rojiblanco presenta los peores números a domicilio entre los diez primeros clasificados de Segunda División

VÍCTOR M. ROBLEDO GIJÓN.

Han pasado cuatro meses y un día desde que el Sporting sumara su última victoria a domicilio. Lo hizo el 11 de octubre del pasado año, en su visita al Reino de León, en un partido igualado que se resolvió en la segunda mitad con los goles de Sergio Álvarez y Bergantiños. Desde entonces, los rojiblancos han visto cómo cualquier duelo lejos de El Molinón se convertía en una losa. Ni Paco Herrera antes ni Rubén Baraja ahora han sabido trasladar lejos de Gijón la fiabilidad que sí exhibe el equipo en su estadio.

Tanto el cuerpo técnico como los jugadores coinciden en que los números a domicilio están lastrando al Sporting. Rubén Baraja ya reconoció en la víspera del desplazamiento a Oviedo que el equipo debe romper ese corsé si quiere aspirar a pelear por el ascenso. Lo cierto es que los rojiblancos son el séptimo peor equipo a domicilio de la categoría, superados solamente por los clubes que ocupan las últimas cinco posiciones de la clasificación -Lorca, Sevilla Atlético, Córdoba, Cultural Leonesa- y el Albacete.

LOS NÚMEROS

9
son los puntos sumados por el Sporting a domicilio desde el inicio de la temporada.
6
equipos presentan peores números que los rojiblancos lejos de su estadio.
7
partidos lleva el Sporting sin ganar fuera de su campo desde su victoria en León.

El Sporting suma nueve puntos en sus doce partidos como visitante. La primera mitad de la temporada se saldó con dos victorias ante el Nástic y la Cultural, así como tres empates ante el Alcorcón, el Rayo y el Albacete. Los rojiblancos obtuvieron su último punto lejos de El Molinón el 26 de noviembre en el Carlos Belmonte, en el antepenúltimo partido de Paco Herrera al frente del equipo. Incluso las visitas a rivales poco consistentes en sus estadios, como el Barcelona B o el Reus, se saldaron con decepciones para el Sporting, que acumula ya siete partidos consecutivos que acumulan sin conocer la victoria.

Ninguno de los equipos candidatos al ascenso presenta unas estadísticas a domicilio tan pobres como las del Sporting. Quien más se aproxima es el Granada, con once puntos sumados lejos de Los Cármenes. En el lado opuesta de la balanza se sitúa el próximo visitante de El Molinón, Osasuna, que está mostrando una enorme efectividad y acumula 21 puntos en sus salidas.

Ninguno de los diez primeros clasificados ha sacado menos rendimiento de sus encuentros a domicilio que el Sporting. El conjunto rojiblanco compensa esa carencia con una enorme fortaleza en El Molinón, donde ha certificado 30 de sus 39 puntos. Solamente el líder Huesca, con 36, y el Granada, con 32, superan al equipo de Rubén Baraja en ese sentido.

Un mensaje de prudencia

Los dos próximos partidos del Sporting a domicilio se antojan como claves para dar la vuelta a la mala dinámica. Los rojiblancos visitan de manera consecutiva a los dos últimos clasificados de Segunda, el Lorca y el Sevilla Atlético, que atraviesan una situación muy complicada para evitar el descenso a Segunda B.

Desde el vestuario rojiblanco trasladan un mensaje de prudencia conscientes de lo imprevisible que resulta la categoría, aunque son conscientes de la oportunidad que se presenta en el horizonte más inmediato. Mantener la imagen de solidad mostrada en El Molinón es el gran reto para reengancharse a la pelea por el ascenso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos