Sporting

Sporting | «Debo tener este año un poco más de tranquilidad y elegir bien las subidas»

Isma López trata de cortar un pase de Rachid. / ARNALDO GARCÍA

«El único regalo que espera el míster por sus quinientos partidos es que ganemos al Almería», asume Isma López

J. BARRIO GIJÓN.

La osadía que manifiesta el ataque del Sporting ha obligado al resto de los futbolistas del esquema titular, desde Bergantiños y Sergio hacia atrás, a apretarse el cinturón. Todos, con la excepción de los tres que agitan los partidos a la espalda del delantero, que también goza de esa libertad, miden mucho sus pasos cuando huelen campo rival, por el que avanzan con el freno de mano puesto. «Tengo que tener un poco más de tranquilidad, elegir bien las subidas y aparecer por sorpresa», reflexionó ayer calculador Isma López, que representa mejor que nadie ese exceso de celo que deben tener algunos jugadores cuando se incorporan al ataque. «Me encuentro muy seguro atrás y arriba ayudo en lo que puedo, pero estoy intentando mantener este año la línea del equipo para que concedamos muy pocos goles porque con la pegada que tenemos arriba es casi seguro que sumaremos», observó.

Más noticias

Cambió pronto de tercio Isma López. Aprovechando la visita a Vallecas y al calendario más inmediato, que contempla la disputa de tres partidos en El Molinón y el viaje a Reus, el polifacético futbolista recordó que la fórmula del ascenso implica un ejercicio numérico como local notable. «En casa es donde tenemos que ganar», aseguró tajante. «Todo pasa por ir ganando aquí, siempre que puntuemos fuera», agregó, aferrado a la popular 'media inglesa' (ganar en casa y sacar por lo menos un punto fuera). Y en ese objetivo se interpone el sábado el Almería: «Hay que tenerle máximo respeto porque, además, viene en una racha negativa, con cinco partidos sin ganar».

Con Herrera alcanzando los quinientos partidos como entrenador el sábado, el navarro señaló que «lo único que el míster espera como regalo es que ganemos, y nosotros esperamos hacer un buen partido». También dedicó un par de reflexiones al empate en Vallecas, reconociendo que «nos habría gustado hacer un partido completo durante noventa minutos, pero ellos también juegan», además de asumir que «en la segunda parte empujaron bastante y decidimos que el punto podía ser positivo». En cualquier caso, defendió el papel de su equipo: «Si nos ponemos a contar y, aunque parece que ellos llevaban el peso, la realidad es que tuvimos más ocasiones».

Síguenos en:

Fotos

Vídeos