El defensa vasco Mikel González no estará el domingo en El Molinón

Mikel González. /  R. ZARAGOZA
Mikel González. / R. ZARAGOZA

El central, al que pretendía Paco Herrera en el verano, sufre una rotura de fibras en el abductor de su pierna izquierda

J. B. GIJÓN.

A falta de diez minutos para el intermedio del partido entre el Zaragoza y el Reus, Mikel González notó un pinchazo y empezó a realizar gestos sospechosos. Salió con rostro de preocupación, fue examinado y ya no volvería más al rectángulo de La Romareda.

Sobrepasado el fin de semana, los peores augurios se confirmaron ayer cuando la resonancia a la que fue sometido confirmó una rotura de fibras en el abductor de su pierna izquierda. No está muy claro cuánto tiempo estará de baja el veterano central, pero sí es evidente que no llegará a tiempo para la contienda del final de la semana en Gijón. No es poca cosa con un jugador que acumula un número de minutos importante con el Zaragoza (935) y que el Sporting pretendió en el verano. Era, de hecho, el favorito de Paco Herrera para apuntalar la defensa, pero el donostiarra optó entonces por apurar en el mercado para ver si le llegaba una propuesta de Primera tras su partida de la Real.

Borja Iglesias y la Copa

El que sí estará es el delantero gallego Borja Iglesias, advertido de sanción con cuatro tarjetas amarillas, quien previsiblemente descansará en el partido de pasado mañana frente al Valencia. Tiene un calendario exigente esta semana el equipo de Natxo González, que deberá pasar antes de El Molinón el trago de la Copa del Rey ante el equipo de Marcelino García en Mestalla, aunque no parece que le vaya a ir la vida en una eliminatoria que quedó prácticamente vista para sentencia con el 0-2 de la ida en La Romareda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos