«Los delanteros se garantizan su puesto con goles»

El técnico visualiza el vídeo sorpresa que le preparó el club, con Iago Aspas en la pantalla. /  A. GARCÍA
El técnico visualiza el vídeo sorpresa que le preparó el club, con Iago Aspas en la pantalla. / A. GARCÍA

El entrenador del Sporting reconoce que Stefan tiene opciones de regresar a la titularidad, pero esconde sus planes

A. MAESE GIJÓN.

No fue un día más en la 'oficina' para Paco Herrera. El club le tenía preparado un vídeo sorpresa en el que su familia y varios deportistas le felicitaban por sus 500 partidos, que ya había celebrado con EL COMERCIO, como entrenador en el fútbol profesional. «Desde que quise dedicarme a esto, alternando con los momentos tristes, he sido el hombre más feliz del mundo», aseguró el preparador después de que Quini le entregara una camiseta conmemorativa con su nombre y el número 500 en el dorso.

«Gijón es un sitio perfecto para cumplir 500 partidos. Para mí cierro el círculo perfecto de mi trabajo aquí», señaló el preparador sobre su trayectoria como profesional en los banquillos. Antes de centrarse en el partido de esta tarde, Herrera afirmó que «me gustaría completar el círculo perfecto con el ascenso del equipo a Primera División».

Goles para convencer

Stefan Scepovic es el delantero con más minutos del Sporting, pero, desde hace dos semanas, Paco Herrera ha preferido a Santos, Castro y Viguera antes que al serbio. «Me planteo la vuelta de Stefan, pero cuando veáis que hay un futbolista que no juega no es que le haya puesto una cruz», indicó el catalán, que reconoció que «si llevara seis o siete goles sería diferente porque los delanteros se garantizan su puesto con goles».

Precisamente por la igualdad en el casillero anotador, Herrera ofreció la alternativa a Santos el pasado fin de semana, pero el técnico fue más allá al afirmar que «consideré que era el momento de ver a Castro y darle una alternativa a Borja Viguera».

El preparador cuida hasta el más mínimo detalle en la convivencia con sus futbolistas. Por eso recordó que «jamás abandono a un futbolista porque no es ese mi trabajo. Mi obligación es contar y pelear con todos ellos».

Además de las alternativas ofensivas con las que cuenta, el entrenador subrayó que esta temporada está siendo más igualada de lo esperado porque «hay equipos como el Lugo o el Huesca que tienen un nivel muy alto. Han tenido la paciencia de mantener su estructura para intentar conseguir el éxito que están alcanzando ahora».

Fotos

Vídeos