Sporting

Sporting | «Después del descenso tuve claro que quería participar en un nuevo ascenso»

El delantero Carlos Castro, ayer, posa para EL COMERCIO delante de las oficinas de Mareo tras el entrenamiento matinal. / PURIFICACIÓN CITOULA

Carlos Castro, futbolista del Sporting: «Torrecilla nos ha puesto las cosas fáciles en la renovación. Antes había una situación distinta. Era otro director deportivo y había más dudas»

JAVIER BARRIO GIJÓN.

«No soy supersticioso», proclama Carlos Castro (Ujo, 1995) con esa media sonrisa de picardía que tiene copyright propio. «Pues 'El Brujo' plantaba ajos en las porterías», le replica EL COMERCIO. «Vaya tela lo de Quini (risas). Pero parece que le servía, ¡eh! Al final ha metido unos pocos goles a lo largo de su trayectoria», ironiza todavía vestido con la ropa de entrenamiento. Es sábado, empapado en el exterior por una fina lluvia, con el delantero disfrutando de sus primeros días tras formalizar el jueves la renovación de su contrato hasta 2022, protegido por una cláusula de 30 millones en Primera y de 10 en Segunda. Torrecilla, desliza, tenía la llave.

-¿Cómo le sienta la renovación?

-Estoy muy feliz. Ha habido un acercamiento en estas últimas semanas. Miguel (Torrecilla) nos lo ha puesto todo muy fácil. Llegamos a un acuerdo pronto y es lo que queríamos las dos partes.

-Pero no siempre fue así e incluso llegó a plantearse la salida. ¿La última temporada fue especialmente dura para usted?

-Sí. Como dije el otro día siempre existen dudas a veces en un jugador. Todo depende de qué época esté pasando. Quería seguir aquí. Y, después que el equipo descendiera, tenía claro que quería ser uno de los jugadores que participaran para devolver al equipo a Primera. Al final se ha hecho realidad.

Más noticias

-¿Se veía estancado por la falta de minutos? La pasada temporada solo partió diez veces desde la titularidad.

-Todo futbolista quiere jugar. Es innegable. Pero tampoco puedo quejarme. Hay otros veintipico compañeros que seguro que quieren participar más, pero es lo que hay.

-¿Cuánto ha influido Torrecilla en su decisión de renovar?

-Con Miguel ha habido un acercamiento. Nos ha puesto las cosas fáciles. Ha pensado más en nosotros. Esta renovación es buena para todos.

-¿Con Nico Rodríguez no hubo esa sintonía?

-Antes había una situación distinta. Era otro director deportivo. Había más dudas. Miguel nos lo ha puesto todo muy sencillo.

-Ya le siguió durante su etapa en el Betis.

-Sí. Se ha portado genial. Ha apostado por nosotros y estamos muy contentos por cómo se ha resuelto todo. Era lo que queríamos.

-Y ahora ya se ha convertido en uno de los veteranos del vestuario del Sporting con solo 22 años.

-Parece que no, pero esta es mi cuarta temporada en el primer equipo. Las cosas van cambiando mucho. Hay un cuerpo técnico distinto, los jugadores van saliendo y llegando otros, pero el objetivo es muy claro: hay que ascender a Primera como sea y eso vamos a intentar a toda costa.

-¿Qué pálpito tiene con lo que ve? Ante el Eibar hicieron un buen partido...

-Es pronto todavía para hacer valoraciones. Estamos todavía en pretemporada y hay que seguir ajustando algunos aspectos. Venimos de un año duro en el que, después de entrar en una mala dinámica, todo se veía peor. Incluso los jugadores parecíamos peores. Creo que no nos veíamos cómo éramos realmente. Parecíamos un equipo mucho más inferior. A perro flaco todo son pulgas. Entramos en esa espiral y no pudimos salir de ahí por mucho que lo intentamos. Pero, como dije el otro día, desde hace unas semanas estamos con otro chip muy distinto y concienciados para hacer una gran temporada.

-¿El descenso fue merecido para usted?

-Totalmente merecido. Teníamos que ser constantes y no lo fuimos. No podemos decir otra cosa. Tuvimos muchas oportunidades para salir de las posiciones de descenso. Nos tocaron partidos a vida o muerte y fuimos incapaces de sacarlos adelante, incluso cuando jugábamos en nuestro campo. No podemos poner ningún 'pero' al descenso.

-Se ha convertido en un jugador de culto para un sector del sportinguismo.

-Estoy muy contento y agradecido. Hay mucha gente que me apoya. También por eso he decidido renovar. La gente me quiere y tengo que dar lo máximo en el campo para devolver ese cariño.

-Y ese cariño de la grada se ha convertido en una tortura para el entrenador de turno cuando no juega.

-(Sonríe). Me pone muy contento escuchar mi nombre y apellido en El Molinón. Ojalá pueda hacer todo lo posible para ayudar a devolver al equipo a Primera.

-Se les ve a todos encantados con Paco Herrera. ¿Cómo es con el jugador?

-Llevamos unas pocas semanas con él, pero es lo que se ve. Es un entrenador muy cercano con el jugador, profesional y nos está ayudando mucho. Ya tenemos ganas de empezar el primer partido de Liga a ver qué tal va todo.

-¿Y usted en qué tiene que mejorar?

-En todo. Todos los futbolistas tenemos que hacerlo. Me faltan muchas cosas, nunca lo he ocultado, e intento trabajarlas día a día para ser un jugador más completo para el equipo.

-¿Tiene un plan especial para incrementar su masa muscular?

-Lo estoy intentado trabajar también por mi cuenta. Sé que es una cosa en la que tengo que mejorar. Soy consciente de que me falta un poco de físico. Lo estoy cogiendo poco a poco. Estoy dando el máximo en el gimnasio y también en los entrenamientos para estar muy bien en los partidos.

-¿Cuánto ha ganado a nivel muscular?

-No sabría decirle, pero puede que un par de kilos.

-Mantiene sus raíces en Ujo.

-Soy feliz allí. Por otra parte es un pueblo que tampoco está lejos de Gijón. Llego a Mareo en veinte minutos y lo tengo todo. Me crié en Ujo y allí tengo la familia, los amigos, a toda mi gente. Algunos días de la semana me quedo aquí en Gijón, pero allí tengo tranquilidad. Es un pueblo y está mi gente. Desconecto también del fútbol, que también es positivo.

-Siempre subrayó Abelardo su descaro. Decía que a usted le daba igual jugar en Mareo que en el Bernabéu. ¿Sigue vivo en su interior ese fútbol sin complejos?

-Siempre me he tomado el fútbol con seriedad. Pero a un campo salgo con tranquilidad. Me da igual que en la grada haya 10.000 ó 90.000 personas. No me influye. Aunque eso no significa que no me tome las cosas en serio. Yo salgo a muerte a todos los partidos, a intentar ganar siempre.

-¿Y lo disfruta igual desde que es un futbolista profesional?

-Bueno... Hay diferentes situaciones. Cuando uno está en una situación un poco delicada, como sucedió el año pasado, se disfruta un poco menos. Lo pasas mal y te estás jugando mucho, claro.

-¿Cuál es el peor recuerdo que conserva del año pasado?

-Puede que fuera el partido de Eibar. Supongo que porque fue el día en el que acabó todo. Teníamos muchas esperanzas puestas en esa jornada. Pensábamos que ganando todo nos íbamos a salvar, como el año anterior, pero llegó ese momento y no fue así.

-¿Cuál es su código de vida en el fútbol?

-Disfrutar y trabajar todo lo que pueda para crecer lo máximo posible.

-Las redes sociales le han generado algún que otro quebradero de cabeza, ¿no?

-(Ríe). Me gustan, pero cada vez menos. Hay redes sociales, como 'Twitter', que se han convertido en espacios en los que abundan los insultos y las faltas de respeto. Mucha gente solo entra para menospreciar a alguien. No sé si al final acabaré borrando mi cuenta. No hace ningún bien a nadie. Da igual lo que uno ponga. Siempre hay gente insultando. De hecho, cada vez intento leer menos.

-¿Es futbolero practicante fuera de Mareo?

-Me gusta mucho el fútbol y veo muchos partidos cuando estoy en casa. No le voy a decir que vea partidos de Tercera, pero si hay un partido bonito, claro.

-¿Y hay algún deporte más que le tire?

-Me gustan mucho todos, especialmente el fútbol, pero el tenis también.

-Y Nadal, claro.

-(Sonríe). Rafa Nadal tendría que ser un ídolo para la mayoría de la gente. Es un ejemplo, tanto dentro como fuera de la cancha.

-¿Y Villa?

-Siempre lo sigo y lo seguiré. Ahora un poquito menos, está claro, porque está en Estados Unidos. Cuando yo era más pequeño y él estaba en equipos como el Valencia o el Barcelona, había que seguirlo sí o sí. Ha sido uno de los delanteros más importantes de España.

-¿Con quién ha hecho migas de los nuevos fichajes?

-Estamos encantados con todos. Quintero ha llegado hace nada y todavía está conociendo un poco el vestuario. Igual que Rubén y Barba. Se están adaptando todos muy bien y son buenos compañeros. Nos van a ayudar mucho para pelear por el objetivo.

 

Fotos

Vídeos