El Sporting renueva a Mariño hasta 2022

Diego Mariño realiza una parada en un entrenamiento.
Diego Mariño realiza una parada en un entrenamiento. / PALOMA UCHA

El guardameta amplía dos años su compromiso con el club rojiblanco

A. MAESE GIJÓN.

El mejor jugador, quizás, del Sporting en lo que va de temporada selló, ayer, a última hora de la tarde, su nuevo contrato con el club gijonés. Diego Mariño, el guardameta gallego que suma 1.890 minutos en la presente Liga, será rojiblanco hasta 2022.

No es la única operación que espera cerrar el Sporting en los próximos días. Tanto de entrada como de salida. En Mareo se vivió ayer una tarde ajetreada. El club trabaja en la parcela de salidas con Quintero, Viguera y Pablo Pérez en primera línea para abandonar el club en las próximas horas. Pero también en la de refuerzos, que también esperar concretar.

Mariño abandonó, hace año y medio, el Levante para incorporarse al proyecto encabezado por Abelardo Fernández en la que era la segunda temporada del Sporting en Primera División. Alberto García, que puso rumbo a Getafe, dejó pasó al gallego bajo palos.

Más Sporting

A mediados del mes de junio, Mariño fue presentado en Mareo para reforzar la portería rojiblanca, cuyo dueño era Iván Cuéllar. No fue el único meta que aterrizó en Gijón. En aquel verano, Óscar Whalley también se sumó al proyecto encabezado por 'El Pitu', que solicitó contar con tres porteros en la primera plantilla.

Su primera campaña en el Sporting fue prácticamente en blanco. Tan solo participó en cuatro encuentros. Dos ante el Eibar en la Copa del Rey y otros dos en la competición doméstica cuando se enfrentó al Madrid en el Santiago Bernabéu y al Granada en El Molinón.

Protagonista principal

Su rol en Gijón cambió por completo hace unos meses. Concretamente cuando Cuéllar se despidió del Sporting entre lágrimas después de defender los colores rojiblancos durante nueve temporadas. Desde el pasado 19 de agosto, Mariño tan solo se ha perdido un encuentro liguero. Fue ante el Reus. Whalley ocupó su lugar sin completar una gran actuación. Tampoco estuvo frente al Numancia en la Copa. Dani Martín demostró su valía con una gran actuación.

Con el canterano llegó el debate a la portería, que Herrera se encargó de resolver. Mariño recuperó su puesto y no ha dejado de levantar a los aficionados con grandes intervenciones. El sportinguismo seguirá ahora disfrutando del meta hasta el 2022.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos