Sporting

Diego Mariño: «Hubo momentos en los que no sabíamos qué hacer»

Mariño, en una jugada del Osasuna-Sporting

«Es normal que haya dudas porque en los últimos partidos no hemos estado a la altura», señala el rojiblanco Álex López

A. MAESE / D. BUSTO GIJÓN.

La desesperación que vivió Diego Mariño en Pamplona, sobre todo en la primera parte, quedó reflejada cada vez que se hizo con el balón. El meta resopló en cada una de las acciones que detuvo después de que Quique González y Roberto Torres le 'fusilaran' desde dentro del área rojiblanca. «Hubo momentos en los que no sabíamos qué hacer», señaló el gallego para explicar los agónicos minutos que vivió el conjunto de Paco Herrera durante el primer acto.

Más información

El resumen de Mariño fue preciso: «Cuando un portero tiene que intervenir tanto no es buena señal para el equipo». Su gran actuación no pudo evitar la derrota ante un rival directo, pero sí impidió una goleada que hubiera abierto la herida generada por el mal juego del Sporting. «Lo peor es que hemos perdido una de nuestras señas de identidad», opinó el portero. «No fuimos sólidos defensivamente y se vio en los primeros minutos», añadió Mariño quien admitió que «en la primera parte nos superaron en todo».

La frustración vuelve a estar presente en el vestuario rojiblanco. Los planes no salen tal y como están previstos: «No sé qué ha pasado, durante la semana las cosas nos salen bien, pero estamos siendo incapaces de plasmar el trabajo en los partidos».

Por segunda jornada consecutiva, Mariño volvió a ser el mejor del Sporting. Su posición en el campo le ayuda a ver con mayor claridad que sus compañeros la disposición del equipo, un esquema que ayer no funcionó. «Tenemos que colocarnos mejor y tener las líneas juntas. Dimos opciones a Osasuna ofreciéndoles espacios entre líneas», analizó el meta, que fue uno de los pocos jugadores que ofreció su versión sobre lo sucedido ante Osasuna.

Recuperar terreno

Uno de los hombres de confianza de Paco Herrera se ha hecho con el mando en el centro del campo. El fichaje de Álex López fue una petición expresa del técnico catalán, que no ha dudado en ofrecerle la alternativa en el centro del campo cuando lo vio en condiciones para jugar. Ayer participó por delante de Sergio, junto a Moi Gómez. «Me encuentro cada vez mejor, pero solo quiero que vuelva la dinámica de juego y los resultados que tuvimos en las primeras jornadas», aseguró el rojiblanco.

Álex López entiende las críticas. Para el jugador, el Sporting no está dando la talla y considera que «es normal que haya dudas porque en los últimos partidos no hemos estado a la altura».

Finalmente, Santos admitió ayer que el Sporting ha dado una mala imagen. «No encontramos el fútbol que necesitamos para llegar con más claridad, no estamos haciendo el juego que queremos», indicó, al tiempo que comentó que «nos falta que alguien nos haga llegar el balón a los delanteros».

Fotos

Vídeos