«Fue muy difícil la despedida del míster», reconoce Rubén García

J. B.

Rubén García, futbolista del Sporting, reconoció ayer sobre el último contacto con Paco Herrera que «fue muy difícil la despedida» porque, agregó, «el míster no es un entrenador al uso, de los que marcan distancia con el jugador; es una persona muy entrañable». Por eso, repitió, «ha sido una situación difícil para todo el cuerpo técnico». De vuelta a la actualidad, en el segundo entrenamiento a las órdenes de Baraja, el mediapunta valenciano anticipó que «el nuevo míster busca un equipo sólido, con las líneas juntas y los extremos muy pendientes de abrir el campo», enfatizando, en el entrenamiento de ayer, en «la presión». De cara al partido del domingo, Rubén García asumió que «tenemos que dar un paso adelante a nivel defensivo y ofensivo».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos