Sporting

Carmona desatasca al Sporting

Joaquín Pañeda

Herrera rectificó a tiempo y el cuadro rojiblanco sumó su primera victoria

Andrés Maese
ANDRÉS MAESEGijón

Nada tuvo que ver el Sporting de la primera parte con el que arrolló al Lugo tras el descanso. La clave estuvo, entre otras cosas, en el cambio de sistema que llevó a cabo Paco Herrera. El catalán, que apostó por Sergio Álvarez y Nacho Méndez para dirigir al equipo, aumentó el número de efectivos en el centro del campo para hacerse con los mandos del duelo.

Nacho Méndez obtuvo su recompensa en la segunda jornada de la competición después de haber completado una notable pretemporada con el Sporting, pero no fue su día. El rojiblanco se vio superado por el Lugo junto a su compañero Sergio Álvarez. Los gallegos no fueron el equipo tímido que se esperaba en El Molinón. Desde el primer minuto demostraron desparpajo y atrevimiento y no duddaron ni un instante en buscar las cosquillas del adormilado cuadro gijonés.

2 Sporting

Mariño; Lora, Quintero (Isma López. Min. 80), Barba (Álex Pérez. Min, 75), Canella; Carmona, Nacho (Moi Gómez. Min, 45), Sergio, Rubén; Santos y Scepovic.

0 Lugo

Juan Carlos; Leuko, Miguel, Bernardo, Kravets (Sergio Gil. Min, 74); Seoane, Iriome (Guille Donoso. Min, 65), Fede Vico, Azeez, Campillo (Sergio Díaz. Min, 65) y Herrera.

Goles.
: 1-0: Minuto, 61. Carmona. 2-0: Minuto, 73. Michael Santos.
Árbitro.
Jorge Valdés Aller. Amonestó a Carmona
Incidencias.
partido disputado en El Molinón ante 23.905 espectadores.

Santo y Stefan fueron las referencias en el ataque, acompañados de Carmona en la derecha y Rubén García en la izquierda. La apuesta sobre el papel era muy ofensiva, pero resultó ser monótona porque los cuatro solicitaban un pase en profundidad, lo que partía al equipo en dos. Ello propició que los gallegos se asentaran mejor sobre el terreno de juego y se hicieran con la posesión del balón durante el primer acto.

Cambio radical

Moi Gómez hizo presencia en el campo en lugar de Nacho Méndez. El alicantino se situó junto a Carmona por delante de Sergio Álvarez y fue la llave de la victoria. Rubén García pasó a la banda derecha para jugar a pierna cambiada y Santos hizo lo propio en la izquierda. Así pues, el Sporting pasó de un 4-2-3-1 a un 4-3-3 que le llevó a maniatar a su rival.

Más Sporting

Rubén García comenzó a divertirse en la banda y a demostrar de su velocidad y agilidad con el balón en los pies. De sus botas nacieron las primeras jugadas de peligro para los rojiblancos. Un centro suyo lo cabeceó tímidamente Scepovic. Fue el primer y único aviso del Sporting porque en la siguiente acción llegó el tanto de Carmona.

Una buena acción de Canella y Santos concluyó con el jugador apurando hasta la línea de fondo para asistir a un Carmona que una vez más volvió a sacar las castañas del fuego de los gijoneses. El uruguayo es uno de esos futbolistas que gustan en El Molinón. No da un balón por perdido y se entrega al máximo en cada jugada. Su presentación en El Templo la cerró con un buen cabezazo en un saque de esquina de Carmona. Fue el tanto de la tranquilidad para el sportinguismo que abarrotó el estadio con 23.905 espectadores.

Las malas noticias para Herrera llegaron en forma de lesión. Barba y Quintero, al cual le pudieron los nervios en los primeros minutos y pudo ser expulsado por una más que dudosa acción en la primera mitad, tuvieron que ser sustituidos por problemas físicos. En su lugar entraron Álex Pérez e Isma López. Canella tuvo que participar como central en los últimos instantes.

Finalmente los tres puntos se quedaron en casa y el equipo convenció a medias. La primera parte llegó a desesperar ante la falta de ideas y de acciones de peligro, pero tras el descanso el Sporting despertó para hacer disfrutar a su afición. Los rojiblancos ya se asoman a la parte alta de la clasificación con los cuatro puntos que acumulan. La zona en la que se espera que estén durante todo el año. Aún quedan muchos detalles por perfilar, pero la victoria se quedó en casa. Que es lo que importa.

Fotos

Vídeos