El Sporting dice adiós al sueño del ascenso

El Sporting dice adiós al sueño del ascenso

El Sporting cae eliminado en el 'play off' con una nueva derrota ante el Valladolid

Andrés Maese
ANDRÉS MAESEGijón

Nadie pudo detener la caída libre. El Sporting no pudo remontar el vuelo ante su afición para alcanzar la final de los 'play off'. El Valladolid volvió a ser superior a los rojiblancos y se ganó, por méritos propios, luchar contra el Numancia por regresar a Primera. El equipo de Rubén Baraja se aferró al gol de Jony en Zorrilla para seguir vivo, pero el sueño duró veinte minutos. El tiempo que tardó el Valladolid en marcar el primer tanto de la tarde.

1 Sporting

Mariño, Lora, Álex Pérez, Barba, Isma López, Bergantiños (Álex López, m. 78), Sergio Álvarez, Carmona (Pablo Pérez, m. 73), Rubén García (Nano Mesa, m. 61), Jony y Santos.

2 Valladolid

Masip, Moyano, Kiko Olivas, Calero, Nacho, Borja, Míchel (Anuar, m. 67), Hervías (Antoñito, m. 76), Óscar Plano, Toni y Mata (Martínez, m. 81).

GOLES:
0-1: m. 22, Mata. 0-2: m. 30, Óscar Plano. 1-2: m. 67, Carmona.
Árbitro:
Sagués Oscoz (Vasco). Amonestó a Bergantiños, Álex López en el Sporting.
INCIDENCIAS:
partido disputado en El Molinón.

El Molinón presentó una imagen acorde a la cita. El cuadro gijonés fue recibido por su gente como bien merecía la ocasión, pero el equipo estuvo muy por debajo de lo esperado. Muchos fueron los que aguardaron en los aledaños del estadio para animar a sus ídolos hasta dos horas antes de que comenzara el duelo. La afición jugó su partido y presionó al rival, que en los primeros minutos estuvo a punto de regalar un gol a Santos con un resbalón de Calero, pero lo ánimos se enfriaron con el transcurso de los minutos.

El primer aviso de Mata llegó a los ocho minutos del inicio con un saque de falta que remató solo. En el segundo balón que tuvo para marcar, no falló. Un saque de esquina a favor del Sporting terminó en el tanto del máximo artillero de la Liga después de un error en cadena de los rojiblancos, que permitieron realizar un contragolpe al Valladolid hasta que el ariete colocó el balón, sin oposición, en la escuadra de Mariño.

Tres minutos antes, Mariño hizo acto de presencia, como fue tónica habitual en la campaña, para evitar el gol de Hervías, que remató solo en el borde del área pequeña. El meta gallego evitó en la primera parte lo que pudo ser una sonrojante goleada porque también sacó una buena mano al extremo blanquivioleta después de que Óscar Plano dejara sentenciada la eliminatoria.

Carmona no bajó a ayudar a Lora, que se encontró en inferioridad numérica. El lateral, que fue la gran novedad junto a Isma López en la alineación, vio como Óscar Plano gozó del tiempo suficiente para ejecutar un zurdazo al que no pudo responder Diego Mariño.

El Sporting jugó con más corazón que cabeza en el que fue su último partido del curso. Por más que se buscó la remontada ante el sexto clasificado, esta nunca llegó, entre otras cosas porque el primer tiempo terminó sin disparos entre los tres palos de los rojiblancos.

Más Sporting

El segundo tiempo sirvió para que la grada mostrara su parecer con ciertos jugadores. Baraja fue pitado por cambiar a Rubén García, una permuta que está acostumbrado a realizar. Tampoco fue del agrado de la afición el partido de Carmona, que pese a marcar el penalti que cometieron a Santos, fue despedido entre silbidos. Sin embargo, la ovación de la tarde se la llevó Bergantiños. Un futbolista al que hay pocos peros que ponerle. Los hombres de Baraja no estuvieron a la altura de las circunstancias.

No solo hoy, sino en las últimas semanas. Seis derrotas en los últimos siete partidos son las culpables de que el equipo se despidiera de la competición sin lograr el objetivo. Una meta que estuvo muy cerca de conseguir gracias a Rubén Baraja y Jony. Al técnico poco hay que reprocharle, pese a la dinámica negativa de resultados. Y el cangués, que fue de más a menos, tan solo merece palabras de agradecimiento por todo lo que ha hecho desde que llegó a Gijón procedente del Málaga.

La despedida del equipo, también fue la de varios jugadores de la actual plantilla. Santos, Jony, Rubén García y Alberto Lora son algunos de los nombres que, salvo sorpresa, la temporada que viene no vestirán la camiseta rojiblanca. El triste adiós tanto de ellos como de la temporada se produjo con un estadio medio vacío. Muchos asientos quedaron libres porque la afición no quiso aguantar hasta el pitido final.

Ahora, la pelota está encima del tejado de una directiva que ofreció plenos poderes a Miguel Torrecilla. El salmantino ha fracasado en su labor para devolver al Sporting a Primera a base de incorporaciones. Para el director deportivo todo fichaje era bien recibido en Mareo siempre que se consiguiera el ascenso. Una vez llegado a este punto, tendrá que rendir cuentas. Por desgracia para el sportinguismo tanto el equipo como la directiva han vuelto a suspender.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos