«No encontramos el ritmo durante el encuentro»

Rubén Baraja da instrucciones durante el partido. / A. L. JUÁREZ
Rubén Baraja da instrucciones durante el partido. / A. L. JUÁREZ

Baraja evitó pronunciarse sobre la actuación del árbitro, aunque no ocultó que la jugada del penalti «condiciona el partido»

VÍCTOR M. ROBLEDO GIJÓN.

Rubén Baraja asumió que el Sporting no estuvo a la altura de lo que esperaba tras la buena actuación despachada por sus jugadores en su debut como técnico del equipo. «La referencia del partido del otro día te hace exigir que hubiéramos tenido otra actuación con la pelota. Los primeros cuatro o cinco pases hemos estado imprecisos, sin enlazar jugadas, y nos ha ido pesando», resumió el vallisoletano, convencido de que la actuación de ayer en Los Cármenes «nos debe de servir para darnos cuenta de que debemos ser más protagonistas con la pelota, de querer el balón para generar situaciones arriba».

El nuevo técnico del Sporting reconoció que «el Granada ha tenido más control y nos ha generado alguna situación de peligro», aunque valoró que«la primera parte ha sido igualada y sin sin estar a buen nivel los hemos controlado». «En la segunda parte hemos metido a Moi para encontrar la pelota y es cuando ha llegado el penalti», resumió.

El vallisoletano evitó pronunciarse sobre la actuación del árbitro, muy protestada por los jugadores del Sporting, aunque sí deslizó que «es evidente que el penalti condiciona el resultado». Baraja, no obstante, no quiso desviar el foco por la actuación de su equipo:«Lo que más me ha disgustado es que nunca hemos encontrado el ritmo y la intensidad del partido del otro día. La exigencia que nos hemos puesto para competir en estos campos nos obliga a dar más».

«Tenemos que mejorar en los centros laterales y en la estrategia», asume el preparador

El técnico rojiblanco hizo especial hincapié en la falta de «continuidad» en el juego de su equipo, un aspecto que, en su opinión, lastró buena parte de sus opciones de sacar algo positivo de Granada: «Si no eres capaz de enlazar desde atrás para tener profundidad, empiezas a recibir centros y tener situaciones de incertidumbre». Baraja no ocultó que «al descanso hemos tratado de dar el mensaje de que necesitábamos otra versión». «Con Moi tratamos de encontrar continuidad por dentro, pero luego hemos tenido que ir a remolque por el gol», explicó.

El segundo gol, a la salida de un córner, dolió especialmente al entrenador del Sporting, que ha dedicado sus primeros días al frente del equipo a trabajar la estrategia defensiva. «Es un error nuestro. Lo habíamos trabajado para que no nos peinaran en el primer palo. Esos pequeños detalles nos han hecho no poder empatar», aceptó el técnico, que reconoció que «el 2-1 ha llegado demasiado tarde».

En ese sentido, Baraja se supo los primeros deberes de cara a 2018 para encontrar la solidez anhelada para el equipo: «En esta categoría cualquier detalle es trascendente. Tenemos que mejorar en los centros laterales y en la estrategia. Eso es lo que te hace perder puntos o no tener opciones en los partidos».

Finalmente, Baraja optó por mantener el mismo once con el que salió el domingo a El Molinón ante el Tenerife. El entrenador pretendía así transmitir «un mensaje de continuidad, de traer a este partido lo del otro día para dar confianza a la gente». También valoró el técnico la actuación de Granada, al que calificó como «un gran rival, que está arriba por méritos propios».

Rubén Baraja aseguró que «el vestuario no está de bajón» por la derrota de ayer, «ni debe estarlo»: « Hay que levantarse después de cada golpe. Esa es mi mentalidad. Hay que seguir hacia adelante, pero mejorando y creciendo», explicó el entrenador, convencido de que el parón navideño «servirá para limpiar la cabeza y venir con una mentalidad positiva».

Pese a la derrota, Baraja afirmó no sentirse preocupado por la actuación del equipo. «Llevamos dos partidos y nos da mucha información que tenemos que analizar», explicó el técnico, que encontró además una lectura positiva al encuentro de ayer. «A pesar de que no ha sido nuestro mejor partido, el equipo ha estado vivo hasta el 2-0», valoró, consciente de que «no hemos estado bien, hay que asumir y aceptarlo, pero hay que pensar en la siguiente guerra».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos