«Me encuentro en Gijón como si llevara aquí muchos años»

Federico Barba posa para EL COMERCIO en Mareo. /  ARNALDO GARCÍA
Federico Barba posa para EL COMERCIO en Mareo. / ARNALDO GARCÍA

«Para mí es muy importante que tanto el Sporting como Miguel Torrecilla y Paco Herrera hayan confiado tanto en mi fichaje» Federico Barba Defensa del Sporting

ANDRÉS MAESE GIJÓN.

Federico Barba (Roma, 1 de septiembre de 1993) se ha convertido en la referencia de la defensa rojiblanca con tan solo dos jornadas disputadas de la categoría de plata. El central es uno de los hombres seguros en las alineaciones de Herrera. A sus 23 años abandonó Italia para recuperar su mejor versión en España, después de haber perdido protagonismo en el Empoli. Barba se considera una persona que intenta disfrutar de su familia en su tiempo libre y espera completar una gran temporada en Gijón para lograr el objetivo del ascenso.

-¿Cómo está siendo su adaptación a la ciudad?

-Estoy muy feliz y contento por la decisión que tomé hace unos meses. Si le soy sincero me encuentro como si llevara muchos años en Gijón. Tanto la afición como los compañeros me han tratado muy bien desde que llegué a aquí.

-¿Se esperaba un Sporting como el que se ha encontrado?

-Es lo que esperaba porque sabía que este es un club grande con una gran historia detrás. Tiene muy buenas instalaciones y un estadio fantástico con un ambiente extraordinario.

-Dejó el Empoli para embarcarse en un equipo de Segunda. ¿No le asusta que pueda ser un paso atrás jugar en la categoría de plata?

-Para mí no es un problema jugar en una división menos siempre que sea para jugar en un equipo como éste.

-Ya se han disputado dos jornadas. ¿Cómo las analiza?

-Han sido muy diferentes. Creo que el calor en Alcorcón fue un factor importante, sobre todo en la primera parte. Pero jugar en casa es mejor porque el estadio es más grande y la afición nos ayuda mucho.

-¿Qué imagen se le viene a la cabeza al recordar el último partido?

-La afición con la camiseta me quedó grabado. Es diferente a todo lo que he vivido. En Italia el ambiente no tiene nada que ver y en Alemania siempre están llenos los campos, pero El Molinón fue especial.

-¿Cómo lleva lo de estar fuera de su casa?

-Tuve la suerte de jugar en Roma hasta los 18 años, lo que me permitió estudiar y estar con mi familia. Después, el trabajo es el que te marca el camino.

-¿Le acompaña alguien?

-Sí. Siempre están a mi lado mi mujer y mi hija de dos años. Llegaron hace poco y necesitan un tiempo para hacerse con la ciudad, pero seguro que van a estar bien. Siempre intento disfrutar de ellas todo lo que puedo.

-¿Ha sufrido para llegar hasta donde está?

-Creo que nadie regala nada en la vida. Ni en el fútbol, ni en otros ámbitos. Esto parece fácil, pero no lo es. Es un trabajo que te requiere estar siempre listo y concentrado durante muchos meses.

-¿Es consciente que es uno de los pocos fichajes que llega traspasado al Sporting?

-Para mí es muy importante que tanto el Sporting, como Miguel Torrecilla y Paco Herrera hayan confiado tanto en mi fichaje

-¿Cómo es su relación con Paco Herrera?

-Creo que se ve en el terreno de juego. Es un hombre que tiene a gran parte de la plantilla contenta. Se ve a un equipo organizado que le gusta jugar el balón y solo piensa en la victoria.

-¿Y con sus compañeros?

-Tengo que agradecer a cada uno de ellos el recibimiento que he tenido porque desde el primer día me sentí como uno más de la plantilla.

-¿Cómo ve al resto de los fichajes, tan integrados como usted?

-Sí. Hablamos constantemente entre nosotros para conocernos más cada día. Somos un grupo de gente muy normal. El vestuario te transmite mucha tranquilidad desde el primer día porque te sientes como en casa.

-¿Qué objetivos se ha marcado para el futuro?

-No pienso más allá que en hacer un buen año para intentar lograr el objetivo que no es otro que conseguir el ascenso a Primera.

-¿Ve factible terminar el año en lo más alto?

-Las segundas divisiones son siempre más difíciles tanto en España como en los otros países. Son competiciones largas con rivales agresivos y fuertes. El fútbol no tiene nada que ver con la élite. Será difícil y complicado pero lucharemos.

-¿Cree que hay equipo para ello?

-Tenemos una plantilla con mucha calidad. Lo mejor es que somos muchos jugadores con un nivel muy parecido, lo que seguro será beneficioso para nuestros intereses. El año es muy largo y los recambios serán claves.

-Se suele decir que la pareja de centrales tienen que compenetrarse en el campo. El Sporting ha contratado a cuatro nuevos futbolistas. ¿Cómo lo llevan?

-Creo que ahora en el mundo del fútbol es algo normal. Claro que necesitamos tiempo para ir conociéndonos, pero estoy muy tranquilo porque la conexión entre nosotros es muy buena y será mejor.

-¿Se considera un defensa con experiencia?

-Sí. Ya tengo muchas temporadas en mis piernas tanto en Segunda como en Primera. He vivido diferentes ligas como la italiana y la alemana y puedo aportar mis conocimientos al grupo.

-Se le ha visto organizando la defensa. ¿Podría ser el próximo líder de la zaga?

-No para nada. No me gusta en absoluto esa palabra. Es cierto que tanto los defensas como los porteros vemos todo el juego de cara y hablamos para ayudar al resto, pero no me gusta el término. No soy un líder en el campo, intento hacer mi trabajo de la mejor manera posible. Creo que ese rol lo desempeñan mucho mejor los capitanes, que llevan muchos años aquí.

-¿Cómo lleva lo de ver poco el sol en el verano?

-(Sonríe). Es un tanto extraño porque llueve mucho, pero en el fondo a mí me gusta. Al final nunca hace mucho calor, la semana pasada estuvimos muy bien porque no llovió mucho. Estamos en torno a los 25 grados y eso te permite trabajar con cierta normalidad.

Fotos

Vídeos