Sporting

Enero marca el camino del Sporting

Alberto Lora intenta controlar un balón en un entrenamiento en Mareo./HUGO ÁLVAREZ
Alberto Lora intenta controlar un balón en un entrenamiento en Mareo. / HUGO ÁLVAREZ

Miguel Torrecilla busca aligerar la plantilla en el mercado invernal para acometer varios fichajes | Jugadores como Lora, Borja Viguera y Whalley terminan contrato en junio y ya pueden negociar su futuro con otros clubes

ANDRÉS MAESEGIJÓN.

Por segunda temporada consecutiva, el Sporting acudirá al mercado invernal con carácter de urgencia. Hace un año fue Nico Rodríguez el que intentó salvar la categoría realizando tres incorporaciones para aumentar el nivel, pero la mayoría de sus apuestas fueron un fracaso. Tan solo Mikel Vesga, que llegó cedido del Athletic, dio la talla con la camiseta rojiblanca. Las cesiones de Lacina Traoré y Elderson, procedentes del Mónaco, dejaron en evidencia la figura del director deportivo, que cuando terminó la competición tuvo que hacer las maletas.

La situación se asemeja a la que había hace doce meses. El actual director deportivo, Miguel Torrecilla, necesita realizar una pequeña revolución en el vestuario para reconducir la situación en la Liga. El primer paso del salmantino fue hacer un cambio en el banquillo. La llegada de Rubén Baraja detuvo, parcialmente, la búsqueda de jugadores de la secretaría técnica. El propio técnico reconoció el pasado viernes que «durante las vacaciones de Navidad hemos valorado cosas. Tenemos que ser certeros para encontrar una buena opción».

El pasado 17 de octubre en los 'Premio Quini', que organiza este periódico, el presidente de la entidad Javier Fernández fue el primero que abrió la puerta al mercado invernal. Ese que tan poco le gusta a Miguel Torrecilla, pero que con el paso de las jornadas se ha convertido en algo más que necesario para el Sporting a la vista de los resultados. «Hay margen suficiente para traer a un jugador de gran nivel», aseguró el máximo accionista ante la posibilidad de incorporar a un nuevo futbolista a la disciplina gijonesa.

Más Sporting

Desde ayer, el Sporting tiene 31 días para encontrar un extremo que aporte verticalidad pegado en la línea de cal, un centrocampista de carácter ofensivo y un defensa central que aumente el nivel ofrecido por Quintero y Xandao. Pero para que se incorporen tres jugadores a la actual plantilla, Torrecilla deberá buscar una salida a varios de los hombres que menos minutos han disputado hasta la fecha.

El futuro de Juan Quintero, Borja Viguera, Xandao, Rachid y Pablo Pérez está en el aire. El central colombiano, que regresó a Gijón dos días más tarde que el resto de sus compañeros con permiso del club puede estar ante sus últimos días como rojiblanco. Su nivel no ha sido el esperado y es uno de los nombres que baraja la secretaría técnica para aligerar la plantilla.

Xandao se encuentra en una situación similar, aunque Baraja es más cauteloso respecto al brasileño: «Necesito verlo más porque ha estado lesionado, después ya tomaremos una decisión». A Xandao apenas se le ha visto competir y su marcha podría ser suplida por algún futbolista de la cantera.

El 1 de enero, además de traer consigo el comienzo del mercado de fichajes, también abre una ventana a los futbolistas que terminan contrato en junio. Desde hace unas temporadas, los futbolistas que se encuentran en el último año de contrato pueden negociar libremente su futuro para próximas campañas. En el Sporting existen tres casos que viven sus últimos meses como rojiblancos. Borja Viguera, Óscar Whalley y Alberto Lora dirán adiós a la entidad gijonesa, salvo giro inesperado de los acontecimientos, este verano.

El lateral de Móstoles se despedirá del Sporting después de más de diez años en sus filas. En el 2008 logró el ascenso con el filial el mismo día que Manolo Preciado devolvió al Sporting a Primera. Lora se ganó la confianza del técnico cántabro y se convirtió en un fijo en las alineaciones rojiblancas. Su protagonismo en la banda derecha desapareció hace dos temporadas. Desde entonces, sus apariciones son esporádicas. Los mismos pasos que Lora seguirá Whalley. El meta, que llegó a Gijón para ser el tercer portero, se despedirá de la entidad el próximo verano.

Por último, la marcha de Viguera del Sporting este año también es segura, aunque esta podría llevarse a cabo este mes. Al igual que Quintero, el riojano se ha quedado fuera de las dos convocatorias de Baraja por decisión técnica. Ambas salidas aligerarían un vestuario que necesita jugadores que marquen las diferencias para salir del bache.

Síguenos en

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos