El liderato anima a la Mareona

Tres aficionados, con sus entradas para El Molinón. / ARNALDO GARCÍA
Tres aficionados, con sus entradas para El Molinón. / ARNALDO GARCÍA

El Molinón registró largas colas tras ponerse a la venta las entradas del domingo

V. M. ROBLEDO / E. ALONSO GIJÓN.

El sportinguismo comienza a encenderse de cara al trascendental partido del domingo ante el Reus. Ayer, quince minutos antes de las cinco de la tarde, medio centenar de aficionados hacían cola junto a la Tribunona a la espera de la apertura de las taquillas de El Molinón. La imagen recordó a la de hace dos semanas, en la semana previa al duelo entre los gijoneses y los vallecano, e invita a presagiar un nuevo lleno en el estadio rojiblanco para apoyar a los de Baraja antes de sus dos partidos consecutivos fuera.

A mediodía, apenas cinco horas antes de que el papel se pusiera a la venta, el Sporting había anunciado los precios de las entradas, que oscilan entre los 40 euros de la Tribuna Oeste y los 20 euros de la Tribuna Norte. Las localidades junior, por su parte, tienen un coste de 15 euros en la Tribunona y de 10 euros en el resto de zonas del campo.

Más Sporting

Las taquillas de El Molinón continuarán abiertas durante toda la semana. Desde hoy y hasta el viernes, el horario de apertura será de 10 a 13.30 horas y de 10 a 20 horas, mientras que el sábado permanecerán abiertas de 11 a 13.30 y de 17 a 20 horas. El domingo, en caso de que aún queden localidades, los aficionados podrán hacerse con las mismas desde las 11 horas hasta el comienzo del partido. Las entradas se encuentran a la venta también en la tienda oficial de la calle San Bernardo.

Cuatro mil en Pucela

Al margen del partido ante el Reus, La Mareona prepara también las maletas para el desplazamiento a Valladolid. «Todo el mundo quiere ir. Es una locura», apunta Jorge Guerrero, presidente de la Federación de Peñas Sportinguistas, que maneja una lista de cuarenta peñas con viaje programado a la ciudad castellano leonesa: Afayaizos, Alto de Aller, Ámbar, Astur Rubén, Canijo, Carbonera, Casa Paquín, Castillo de Salas, El Sueve, El Cruce, El Portón, Fairplay, Joaquín, La Laguna, La Tayuela, Llavianu, Los Sufridores, Los Yerbatos, Manjarín, Matagigantes, Matusso, Mesón Aurelio, Mieres del Camino, Miluka, Monchu, Moracey, Pleamar, Róber Canella, Trevias San Martín Sidrería Sporting, Sobia, Sufridores, Tiendina, Veguín, Villalucía y la propia Federación.

Jorge Guerrero estima que la cifra final de entradas que se enviarán a Gijón rondará las 1.700 (el Oviedo recibió 2.000). La Federación de Peñas Sportinguistas solicitará 1.200 para sus miembros. Unipes, 1.500. El colectivo presidido por Víctor Sánchez contempla que hasta 29 de sus peñas asociadas han organizado su viaje a Valladolid: Guardianes del templo, Langreo, La Folixa, Noceda, El León Rojiblanco, Ferrerín, Sentimiento Rojiblanco, El Indio-Blimea, Zafiro, Layalga, El Alleranu de Fito, Chango, Río Nalón Madrid, Sección Oriente, Manín, Trsikel, Tremañes, Castrillón, Ebano Versalles, Sobiñagu, Pilarona, Parrilla Antonio, De Madrid al Cielo, Piniella, Los Gemelos, Pablo Pérez, Los Guajes y Asturias Rojiblanca.

En principio, las localidades serán de las de 25 euros (el mismo precio que se cobró a los pocos seguidores del Valladolid que se desplazaron a El Molinón en la primera vuelta). El Sporting dormirá ya la noche del sábado en Valladolid. Sin embargo, la mayor parte de sus seguidores se presentarán en masa el mismo día del partido. Una jornada maratoniana de ida y vuelta. Y en una masa numerosa puesto que los cálculos más optimistas establecen en más de 4.000 los aficionados rojiblancos presentes en el estadio vallisoletano.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos