«Firmo un empate y que los dos cumplan sus objetivos»

Antonio Puente pasea junto a las taquillas de El Molinón. / A. GARCÍA
Antonio Puente pasea junto a las taquillas de El Molinón. / A. GARCÍA
Antonio García Puente, exjugador del Sporting y de la Cultural

El excentrocampista destaca el buen juego del cuadro leonés y recuerda con cariño la figura de Quini, a quien le unía una gran amistad

VÍCTOR M. ROBLEDO GIJÓN.

Sus compañeros de equipo y algún que otro entrenador lo llamaban 'Cazurrín', un mote que salta a la conversación cada vez que Antonio García Puente (Villamayor del Condado, León, 1941) echa la vista atrás para recordar alguna anécdota de su paso por el Sporting. El excentrocampista rojiblanco, que militó en la primera plantilla entre 1962 y 1973, vivirá mañana una jornada especial con la visita de la Cultural Leonesa, en la se formó como jugador, a la ciudad donde echó raíces. Antes, repasa con EL COMERCIO las trayectorias de los dos equipos y sus sensaciones en la víspera del choque.

-Debe de tener este partido marcado en su calendario desde el día del sorteo.

-(Sonríe) Antes incluso de eso. Al ascender la Cultural, ya empecé a pensar en ello. En León se respira fútbol, pero hacía mucho que el equipo no jugaba en Segunda División. Había un desbarajuste tremendo a nivel interno y eso hace perder un poco la afición. Ahora hay una efervescencia de gente y una afluencia a los partidos tremenda. El balonmano, con el Ademar, siempre ha tenido mucho prestigio en León, igual que en su día lo tuvo el baloncesto. Ahora tiene su momento la Cultural y la verdad es que bonito que vuelva a jugar en El Molinón.

-¿Cómo se produjo su fichaje por el Sporting?

-La Cultural acababa de bajar a Tercera y me llamaron del Sporting. Tenía 19 años y mis padres me animaron a venir. ¡Ni podía pensar que podía tener una trayectoria así en Gijón! Si ya soy medio de aquí... Yo primaba estudiar Ciencias Químicas, pero en Gijón no lo había. Vine con otro jugador, Mundo, un gran extremo. Luego me asenté y estuve once temporadas, hasta que me fui a Osasuna.

-Usted anotó el primer gol en el último partido oficial entre el Sporting y la Cultural en El Molinón, ¿lo recuerda?

-Sí, empatamos a dos. Fue la última vez que jugaron los dos equipos. Desde entonces solo disputamos algunos torneos o amistosos, de competición oficial ninguno.

-¿Qué resultado le pide el cuerpo para mañana?

-A mí me gustaría que hubiera un empate y los dos equipos cumplan sus objetivos. Lo firmo. Para la Cultural sería una tragedia descender este año después de haber conseguido reenganchar a la gente como lo ha hecho, aunque viéndola jugar creo que saldrá adelante. Para el Sporting pasa un poco lo mismo. Todos tenemos la ilusión de que el equipo vuelva a Primera, porque es una garantía y una alegría para toda la ciudad.

-Usted ha visto varios partidos de la Cultural Leonesa esta temporada, incluso en el Reino de León. ¿Qué destacaría del equipo?

-Sí, vamos de una peña de aquí, de Gijón, 'Cruzando el Negrón', que está en la calle de Aguado. Hemos ido a ver al Reus y al Rayo Vallecano. La Cultural viene jugando muy bien. No sé si ganará, pero va a dar guerra. Lo que me hace dudar para el tramo final son los posibles nervios que puedan surgir al verse ahí abajo, pero es un equipo con buen sentido del juego y estima por la pelota. Juegan desde atrás, son combinativos... Es algo que me satisface. Al Sporting creo que en algunos partidos le faltó jugar con un poco más de espíritu.

-En el partido de la primera vuelta se le brindó un cariñoso homenaje junto a Quini.

-Cuando me dijeron que nos lo harían a los dos me convencieron porque al principio no estaba muy por la labor. Hicimos el saque de honor juntos y no paramos de hacernos bromas en el túnel de vestuarios.

-'El Brujo' era una figura muy cercana a usted.

-Fue un golpe su fallecimiento, se me caían las lágrimas en casa. Quini era único, lo tenía todo. En él se reunieron tantas virtudes y tantas cualidades que debería ser objeto de estudio. Lo querían en toda España y como jugador era más listo que el hambre.

-Se espera una gran visita de leoneses mañana a Gijón.

-¡Quieren hasta cerrar la calle Aguado y poner bambalinas! Ojalá haga un buen día. En la peña están preparando unos actos para congraciar a las dos aficiones antes del partido. Seguro que vivimos un gran día.

-¿Cree que el Sporting y la Cultural cumplirán sus objetivos?

-Luis Aragonés decía que la Liga se gana en los últimos seis partidos. Hizo el curso de entrenadores conmigo y me pareció un hombre muy listo. Es al final cuando no se puede fallar si quieres lograr la meta. El Sporting va camino de eso, aunque también hay que tener suerte para que la pelota pegue en el poste y entre. Se acerca ese momento.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos