El equipo se descuelga a ocho puntos del ascenso directo

El 'play off' se aleja también de los rojiblancos, a la espera de que hoy se dispute el resto de la jornada en Segunda División

J. BARRIO GIJÓN.

En unas horas decisivas, en las que el Sporting se sienta en el diván para someterse a una terapia de urgencia, aunque de momento no cambiará de terapeuta, la jornada volvió a martillear implacable contra los intereses del equipo rojiblanco, asfixiado por su mediocridad. La brecha cada fin de semana es más grande y el proyecto ha perdido de vista los puestos de cabeza, a falta de que se disputen el resto de partidos en esta jornada dominical, con la posibilidad de que se afee todavía más el panorama.

Los rojiblancos se despidieron ayer del ascenso directo por un tiempo. Tendrán que responder a esta crisis con una réplica notable si quieren volver a cortejar esa situación de privilegio, que ayer se alejó hasta los ocho puntos con la victoria del Cádiz, segundo clasificado, en La Romareda. Los andaluces han emprendido una frenética carrera hacia las alturas y su tendencia al alza, con seis victorias consecutivas, contrasta con el desmayo del Sporting, que no ha ganado en los seis últimos encuentros. La cara y la cruz. Urge una respuesta inmediata de los gijoneses para no hipotecar todas las opciones con un mes y medio terrorífico en el retrovisor.

La parte alta suma y sigue

La caída es de tal magnitud que el 'play off' está a cuatro puntos ahora mismo y podría distanciarse todavía más este domingo. Ayer todos los equipos de la parte alta sumaron algún punto en sus partidos. Habrá que ver cómo respiran hoy el Lugo, el Rayo, el Oviedo y Osasuna, que todavía tiene un partido pendiente de disputar en el calendario frente al Nástic de Tarragona en El Sadar, además del de esta tarde en el Tartiere.

La jornada, por otra parte, dio continuidad a los momentos. Los equipos que estaban en crisis, como el propio Sporting, confirmaron su caída en desgracia, con la salvedad del resucitado Barcelona B. Y los que manifestaban un repunte en este tramo de la competición siguieron ese camino alcista. Así, el Albacete derrotó al Valladolid en el Carlos Belmonte y el Numancia venció al Lorca. El Huesca, mientras, consiguió arañar un empate de su visita a Santo Domingo y mantiene su ritmo frenético en las alturas. El viernes, el Granada también se había dado aire tras la derrota en la jornada anterior frente al Rayo. Nadie afloja en esta crisis de identidad rojiblanca.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos