«Espero que con Baraja el Sporting remonte el vuelo»

David Villa dispara a puerta durante un ejercicio con los porteros del campus. /DANIEL MORA
David Villa dispara a puerta durante un ejercicio con los porteros del campus. / DANIEL MORA

David Villa visitó a los alumnos de su campus junto a Adrián López y valoró la figura de Baraja, con quien compartió vestuario en el Valencia

VÍCTOR M. ROBLEDO LLANERA.

Los alumnos del Campus David Villa recibieron la visita de su ídolo con la naturalidad de quien se encuentra a un amigo. «¡Hola Villa!», le dijo uno de los niños al 'Guaje' al verlo aparecer por el polideportivo anexo al campo Pepe Quimarán de Llanera. El actual futbolista del New York City ya pudo charlar y compartir un rato de balón con los jóvenes jugadores el pasado miércoles, pero ayer les tenía preparada una nueva sorpresa: Adrián López, el delantero del Deportivo de La Coruña, acompañó al de Tuilla para cerrar la jornada de clausura de una nueva edición del popular campus.

Antes de pisar el césped con David Villa y Adrián, los cuarenta y cinco alumnos del campus tuvieron una breve clase teórica en el polideportivo. El 'Guaje' cedió en esta ocasión el protagonismo al de Teverga, quien aconsejó a los jóvenes que traten de disfrutar del fútbol más allá de las victorias. «El fútbol no es solo meter goles, también puedes hacer amigos y muchas otras cosas», destacó el tevergano. Después llegó el turno de la firma de autógrafos y de los sorteos, con unas botas de Villa y una camiseta de Adrián como principal reclamo.

Mientras Adrián participaba en un partido con los alumnos de más edad del campus, Villa analizó con los medios el año que está a punto de concluir. La irregular trayectoria del Sporting fue uno de los primeros temas sobre la mesa. El de Tuilla no ocultó que vio al equipo rojiblanco «muy bien al principio y un poquito peor ahora», y mostró su confianza en Baraja, al que le une una gran amistad desde que ambos compartieran vestuario en el Valencia: «Esperemos que con la entrada del 'El Pipo' pueda retomar el vuelo. Lo más importante es lo que pasen los dos últimos meses, para estar arriba cuando realmente se jueguen las plazas de ascenso y de 'play off'».

Villa evitó valorar a Baraja como técnico, «porque no lo conozco», pero sí tuvo palabras de elogio para el vallisoletano a nivel humano: «Es una gran persona, un gran compañero, de esos que te dejan marcado. Al final tienes muchos compañeros a lo largo del fútbol y algunos te marcan más que otros, el 'Pipo' es uno de ellos». El delantero del New York City aseguró que ya en el tiempo en que coincidieron en el Valencia intuía que el futuro de Baraja pasaba por los banquillos. «Es el típico futbolista que ya era entrenador dentro del campo, que sabías que podía ser entrenador en el futuro».

Al saber que Rubén Baraja se haría cargo del Sporting, Villa contactó con él. «Cuando fichó nos mandamos unos mensajes. No lo he visto porque él se fue de vacaciones a Valencia estos días, pero le deseo toda la suerte. Más allá del entrenador está la persona y los dos nos tenemos mucho aprecio», afirmó el de Tuilla.

También aprovechó David Villa su presencia en Asturias para enviar un mensaje de ánimo a Marcelino García Toral tras el accidente de tráfico sufrido por el de Careñes el pasado día 23. «Íbamos a quedar, pero no he podido verlo», lamentó. El internacional español aseguró además sentirse «muy feliz porque el Valencia vuelve a estar en las posiciones que merece». «Lo ha hecho gracias al trabajo de un amigo más que de un entrenador, como es Marcelino», destacó.

Más información

Rusia en el horizonte

Con el Mundial de Rusia en el horizonte, David Villa recordó con cariño su regreso a la selección española el pasado mes de septiembre: «Fue muy bonito aunque acabara mal con la lesión». El asturiano agradeció a Lopetegui el seguimiento que le ha hecho en los últimos meses en varios partidos en Nueva York. Sus planes, no obstante, no van más allá del próximo 21 de enero, cuando arrancará su pretemporada: «Tiene que ser dura y fuerte para poder hacer un gran año y así sucesivamente. Pensar en futuro en el fútbol no tiene sentido porque no sabes lo que puede pasar».

Lo que sí descartó casi por completo el 'Guaje' es un posible regreso a la Liga española. «Aunque la experiencia en el fútbol me dice que no se puede decir que no a nada, hay que vivir el presente y el mío es seguir en Estados Unidos», reconoció. Después, el de Tuilla regresó corriendo al césped, donde Adrián López y un montón de niños lo esperaban jugando un partido. «¡Pásamela, Villa!», le gritó alguno al verlo con el balón en los pies.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos