Sporting

Sporting | Sin excusas ante el colista

De izquierda por derecha, Santos, Xandao, Quintero, Calavera, Álex Pérez, Viguera y Bergantiños realizan carrera sobre el césped del campo número dos de Mareo, con Paco Herrera al fondo. / ARNALDO GARCÍA

El Sporting recibe al Sevilla Atlético, que aún no conoce la victoria y acumula seis bajas | Paco Herrera prepara variaciones en el dibujo táctico en su búsqueda del camino que aporte regularidad al equipo

ANDRÉS MAESEGIJÓN.

Ocho jornadas después del inicio de la Liga, el entrenador del Sporting continúa a la búsqueda de un estilo de fútbol por el que apostar para intentar lograr el objetivo del ascenso al término del curso. El paso de las semanas no termina de despejar las dudas que ha generado el juego a Paco Herrera. Una nueva prueba de ello es que el preparador catalán tiene en mente introducir esta tarde ante el Sevilla Atlético un nuevo cambio en el dibujo táctico para intentar encontrar la regularidad que estabilice al grupo en la zona alta de la clasificación.

Los planes del preparador catalán no se conocen. Y no se destaparán hasta una hora antes del inicio del encuentro en El Molinón (16 horas), cuando se haga pública la alineación elegida por el titular del banquillo del Sporting. De hecho, Herrera citó ayer a toda la plantilla para recibir al colista de la categoría. Los 22 jugadores miembros del primer equipo comerán juntos en Mareo antes de partir hacia el municipal gijonés. Entre ellos, Alberto Lora, que recibió el alta médica, y Carlos Castro, que regresa después de cumplir dos partidos de sanción.

Más Sporting

Herrera no tiene en mente otra cosa que no sea ganar. Sea como sea. Independientemente del juego del equipo. Así lo reconoció el mismo en la sala de prensa tras el último entrenamiento. «Firmo ganar como hicimos ante el Lorca», aseguró el preparador antes de recibir al último clasificado, que no conoce la victoria y tan solo ha sumado tres empates en los siete partidos que ha disputado.

No hay ya excusas. Los tres puntos se tienen que quedar en Gijón sin ningún pero, pese a que el juego desplegado por los rojiblancos en las últimas jornadas no terminar de convencer. En las espaldas de Stefan Scepovic, Santos, Carmona y Rubén García recaen los goles del cuadro gijonés. Si no hay sorpresas, los cuatro formarán el ataque local para intentar devolver al grupo a la senda de la victoria.

La más que probable permuta en el dibujo de Paco Herrera afectará a la sala de máquinas del cuadro rojiblanco. El preparador catalán busca el equilibrio que ayude al grupo a pasar el bache en el que se encuentra. Una compensación entre el ataque y la defensa. El catalán maneja la posibilidad de retrasar la posición de uno de los volantes para formar pareja en el pivote junto a Sergio Álvarez. Esto supondría la introducción en el sistema de un mediapunta cuya función sería la de ejercer de nexo de unión con los delanteros.

Michael Santos, precisamente, achacó, el pasado fin de semana, el problema en el juego del equipo a la ausencia de balones para los delanteros en el ataque. La presencia del uruguayo es una de las incógnitas. En Pamplona comenzó en el banquillo y en esta ocasión su hueco en la alineación, por delante de Canella, es una incógnita. La opción que se maneja es la de Isma López, un futbolista con una alta implicación en el equipo y cuya garra termina contagiando a sus compañeros y a la afición.

Por su parte, El Molinón espera una reacción de su equipo ante el colista. El Sevilla Atlético se presenta en Gijón con el cartel de equipo menos goleador de la competición. A ello hay que añadir que su delantero titular, Marc Gual, se encuentra con la selección sub 21. La del ariete no será la única ausencia porque el georgiano Arburjania y el camerunés Ondoa también han viajado con sus respectivos conjuntos nacionales.

La malas noticias para Tevenet se acentúan con el parte de lesionados. Felipe Carballo, Cristian y Borja San Emeterio tampoco podrán participar ante el Sporting. El filial sevillano llega, pues, muy mermado por las seis bajas que acumula.

No obstante, se trata de un arma de doble filo para los hombres de Herrera. Sobre el papel todo apunta a una victoria local, pero puede pasar de todo. Los rojiblancos necesitan vencer y también mostrar un estilo de juego. Guste o no. «El hecho de ganar hace que se disculpe que no convenzamos», advirtió.

Fotos

Vídeos