«No ha sido fácil asimilar un golpe tan duro»

Baraja da instrucciones a sus futbolistas durante un instante del encuentro. / ISMAEL MOLINA
Baraja da instrucciones a sus futbolistas durante un instante del encuentro. / ISMAEL MOLINA

El técnico del Sporting destaca la actitud de sus futbolistas en un partido de gran carga emocional y valora su esfuerzo para honrar a Quini

VÍCTOR M. ROBLEDO GIJÓN.

«A pesar de haber sumado los tres puntos no podemos estar contentos del todo. Hemos tenido una semana muy difícil y no es fácil que se vaya de un día para otro», admitió Rubén Baraja al término del partido ante el Sevilla Atlético. El técnico rojiblanco reconoció que el trágico fallecimiento de Quini condicionó en parte un partido de enorme emotividad para sus futbolista. «La victoria es un impulso. Había muchos motivos para ganar aquí: por nosotros, por romper la dinámica y por honrar la memoria de Quini con el esfuerzo de los jugadores. Nos refuerza mucho la confianza», explicó el vallisoletano.

Más Sporting

Baraja definió el partido como «muy complicado, difícil y trabado». «La primera parte ha sido de dominio nuestro porque teníamos el viento a favor y hemos aprovechado esa circunstancia. En la segunda era imposible y no hemos sido capaces de tener continuidad», resumió el técnico, que recordó además la dificultad que encontraron otros candidatos al ascenso para ganar al filial sevillista.

Parte del trabajo de los últimos días en Mareo consistió en «convertir la tristeza en motivación», según afirmó Baraja, que recordó además que «Quini era uno de los nuestros y no es fácil asimilar un golpe tan duro». La victoria permite al Sporting regresar a los puestos de 'play off' quince jornadas después, aunque el entrenador rojiblanco quiso lanzar un mensaje de prudencia. «Llevamos cuatro partidos sin conocer la derrota, hemos sumado en dos partidos fuera de casa y el equipo está bien, pero hay hasta diez equipos que están igual», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos