«Falté un partido y parecía que llevaba un mes fuera»

Isma López intenta proteger el balón ante la entrada del capitán visitante Pina. / CITOULA

Mariño, que regresó a la titularidad, esgrime su trabajo bajo los palos. «Demostré estar en una buena línea» | «Entiendo que la gente quiera más goles y jugadas más bonitas, pero no siempre sale todo», indica Stefan

A.MAESE GIJÓN.

La victoria no sirvió para silenciar los silbidos de una parte de El Molinón tras el partido que completó el Sporting ante el Lorca. Un hombre destacó por encima del resto el día en la que su titularidad no estuvo garantizada hasta una hora antes del inicio del choque. Diego Mariño realizó dos grandes paradas para salvar a su equipo del empate. «Para eso estamos, al final salió todo bien», comentó el guardameta, que fue uno de los protagonistas tras el duelo con sus intervenciones.

El debate en la portería duró cuatro días. A las cinco menos cuarto de la tarde se hizo pública la alineación elegida por Paco Herrera. «Falté un partido y parecía que llevaba un mes fuera», afirmó el gallego que se mostró sorprendido por el dilema generado a raíz del debut de Dani Martín el pasado martes ante el Numancia. «Me sorprendió bastante, pero yo solo pensé en trabajar», indicó antes de recordar que «mi trabajo estaba ahí, demostré estar en una buena línea. No creo que hubiera dudas».

Mariño explicó que para él la semana fue normal: «Estuve tranquilo, tan solo me dediqué a trabajar para regresar lo antes posible». Pero su gesto después de realizar la mejor parada del encuentro le delató. El meta sacó toda su tensión apretando el puño en un gesto de rabia. En cuanto al choque frente el Lorca, el portero no ocultó que «somos conscientes de que no ha sido nuestro mejor partido, pero las ocasiones más claras las tuvimos nosotros».

Otro de los hombres que admitió la falta de juego en el Sporting fue Stefan. El delantero expresó que «entiendo que la gente quiera más goles y más jugadas bonitas, pero no siempre sale todo como uno desea». El serbio no quiso entrar en polémicas sobre el lanzamiento del penalti. Quiso tirar la pena máxima, pero finalmente fue Carmona el lanzador después de que mantuvieran una pequeña conversación en el campo: «No hemos hablado, quise tirarlo, pero Carmona fue el que lo ejecutó. No hay que darle vueltas, pasó así y ya está».

El rojiblanco recordó, ante la incorformidad de la afición durante el partido, que «llevamos una sola derrota en ocho partidos, lo mejor de todo es que volvemos a la senda de la victoria».

Estreno goleador en casa

El más contento del vestuario fue Rubén García. El valenciano ya sabía lo que era marcar con el Sporting, pero no en El Molinón. «El gol fue una pasada porque fue mi primero en casa. Al final sufrimos, pero hay que sacar buenas conclusiones», señaló el goleador de la tarde.

El mediapunta destacó la dificultad de la categoría y recordó que «el año pasado con el Levante también ganamos muchos partidos por la mínima, lo más importante es que estamos en la parte alta y solo hemos perdido un partido».

Federico Barba también ofreció su impresión del encuentro. A diferencia de Paco Herrera, el central no ve nerviosismo en el vestuario: «No tenemos ansiedad, hemos tenido una semana diferente por el choque del martes, pero estamos tranquilos».

Ahora la plantilla tiene por delante dos días para descansar y volver al trabajo con la mente puesta en Osasuna.

Fotos

Vídeos