Sporting

Sporting | La incertidumbre de los descartes

De izquierda a derecha y desde arriba hacia abajo, Rachid, Babin, Carlos Castro, Pablo Pérez e Isma López. /ARNALDO GARCÍA / DAMIÁN ARIENZA
De izquierda a derecha y desde arriba hacia abajo, Rachid, Babin, Carlos Castro, Pablo Pérez e Isma López. / ARNALDO GARCÍA / DAMIÁN ARIENZA

El Sporting ya ha comunicado a Babin, Rachid, Carlos Castro y Pablo Pérez que se busquen destino | El futuro de Isma López también es incierto después de no entrar en los planes de Rubén Baraja durante la pasada campaña

ANDRÉS MAESE GIJÓN.

A falta ya de horas para que comience la pretemporada del Sporting y con, hasta ahora, solo una novedad en la plantilla diseñada por el director deportivo, Miguel Torrecilla, el del portugués André Sousa, cinco son los futbolistas rojiblancos cuyo futuro parece estar lejos de Mareo el próximo curso.

Los planes de la dirección deportiva pasan por aligerar la plantilla antes de reforzar con incorporaciones un plantel que tiene cierto aroma a cantera. Al menos, por el número de futbolistas que se encontrarán en el vestuario con pasado en el filial rojiblanco. En medio de este 'plan salida', Miguel Torrecilla ya se ha dirigido al entorno de los dos jugadores rojiblancos que la pasada campaña hicieron las maletas para jugar en el extranjero: Rachid y Babin. Ambos ya conocen de primera mano que no formarán parte de los planes que ha confeccionado Rubén Baraja para afrontar el reto del ascenso a Primera por segunda ocasión.

La situación del centrocampista y del central es bien diferente, pese a que el desenlace de su relación con el Sporting terminará prácticamente al mismo tiempo. El argelino regresa a Gijón después de concluir la temporada pasada en Bélgica tras abandonar la disciplina rojiblanca en el mercado invernal. Sus condiciones futbolísticas terminaron por convencer a Paco Herrera a última hora del pasado verano. El centrocampista era, inicialmente, uno de los descartes del técnico catalán, pero finalmente logró hacerse un hueco en la plantilla, aunque sin protagonismo.

La llegada del 'Pipo' al banquillo, sin embargo, terminó con las escasas posibilidades de Rachid por disputar algún minuto en la Liga. Por ello, sus agentes le encontraron acomodo en el Waasland-Beveren belga, conjunto en el que tampoco disfrutó del fútbol. Un año después de que Herrera le señalara la puerta de salida, parece que su compromiso con el Sporting concluirá en las próximas semanas.

Más Sporting

La relación de Babin con el Sporting comenzó a torcerse de forma definitiva con la negativa del club para disputar la Copa de Oro, un torneo no oficial, con su selección , Martinica. Un torneo no oficial. Después de intentar reconducir la situación del defensa y tras varios entrenamientos en los que el futbolista no formó parte junto del grupo, el director deportivo declaró al central transferible en la presentación de Álex Pérez como nuevo jugador del Sporting. «Su agente ha pedido una mejora de contrato y no estamos dispuesto a ello», declaró el máximo responsable de la parcela deportiva. Finalmente, el Macabbi Tel Aviv fue el destino de un jugador que cada vez que pudo volvió a Gijón para ver los partidos del Sporting en El Molinón.

Con la relación rota, Babin se volverá a vestir de rojiblanco mañana para iniciar la pretemporada, pero ya sabe que su futuro no estará en el Sporting, por lo que su salida parece que será cuestión de días, al igual que la de su compañero Rachid.

Pocas opciones con Baraja

Al margen de los dos rojiblancos ya citados, el futuro de dos de los canteranos que se encuentran en el vestuario también parece ligado a un cambio de aires. Tanto Pablo Pérez como Carlos Castro apenas disputaron minutos con Rubén Baraja en el banquillo y parece que este verano se despedirán de Mareo. El club ya se lo ha hecho saber y además ha puesto la condición de que los clubes en los que recalen se hagan cargo de la totalidad de su salario.

Así pues, ambos buscarán lejos de casa un acomodo óptimo para poder seguir creciendo como profesionales después de un año en blanco. En el caso de Pablo Pérez, el gijonés ya sabe lo que es abandonar su ciudad natal. Lo hizo hace dos temporadas. El Alcorcón fue el conjunto que le abrió sus puertas y no desaprovechó la oportunidad. Su fútbol llevó a Abelardo Fernández a solicitar su vuelta en el mercado invernal, pero la operación no se pudo cerrar.

Por su parte, Carlos Castro nunca ha dejado de jugar en Asturias. Su ascensión hasta el primer equipo fue meteórica. En el año del ascenso, anotó once goles que ayudaron al Sporting a regresar a Primera contra todo pronóstico. Su olfato goleador no desapareció en la élite del fútbol español. En su debut en la categoría de oro firmó siete tantos. Unos números que, sin embargo, no le sirvieron para hacerse con la titularidad en Gijón. Cuatro años después de asentarse en el primer equipo, Castro parece verse obligado a salir del Sporting para que su carrera no siga estancándose en los banquillos.

El quinto hombre en discordia es Isma López. Su participación como rojiblanco ha ido de más a menos. No es la primera vez que le muestran la puerta de salida en Mareo al navarro, aunque en aquella ocasión le dio la vuelta a su situación y convenció a Abelardo para terminar siendo titular. Un hecho que no parece que sucederá con Baraja, ya que el vallisoletano apostó por Canella el pasado año y entre sus peticiones se encuentra un lateral izquierdo.

Síguenos en

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos