«Será una fiesta del fútbol»

«Será una fiesta del fútbol»

El Carlos Tartiere acogerá a inicios de febrero el segundo duelo entre el Oviedo y el Sporting, que abrirán la Liga contra el Rayo Vallecano y el Alcorcón, respectivamente Los dos técnicos coinciden en su visión del derbi, que albergará El Molinón el 10 de septiembre

IVÁN ÁLVAREZ DEPORTES.CO@ELCOMERCIO.ES GIJÓN.

El Día de Asturias, el 8 de septiembre, detonará la cuenta atrás final para el partido más esperado en el Principado. Más de catorce años después, el duelo entre el Sporting y el Real Oviedo regresa con un objetivo común en ambos equipos, derrotar a su eterno rival en una temporada que ambicionan concluir con el ascenso a la élite del fútbol nacional.

Apenas pasaba un cuarto de hora de las cinco de la tarde de ayer cuando la Liga de Fútbol Profesional (LFP) anunciaba el calendario de la Segunda División, que emplazó el choque entre los dos gigantes del fútbol asturiano en el segundo fin de semana de septiembre. El sorteo fijó El Molinón como el escenario del primer duelo entre rojiblancos y azules casi una década y media después del último, sin más rodaje competitivo previo que el de tres encuentros.

Con solo esa terna de duelos para comenzar a impregnar con sus respectivos estilos a gijoneses y carbayones, Paco Herrera y Anquela se someterán a su primer examen extraordinario a orillas del Piles en una batalla táctica que reeditarán en el Carlos Tartiere el primer fin de semana del próximo mes de febrero. «Cuando la plantilla esté terminada todos tienen que estar preparados para jugar un partido así y, además, a pleno rendimiento. Será una fiesta del fútbol», aventuró tras conocer el calendario Paco Herrera, en la misma línea que Anquela, que ayer no se pronunció sobre el itinerario competitivo de su equipo, pero en la entrevista concedida a este diario equiparó lo que a su juicio debe ser el duelo con el carácter reinante en el Descenso del Sella.

Sportinguistas y oviedistas cruzarán en El Molinón sus caminos, iniciados ante adversarios madrileños. Los azules disputarán su primer encuentro oficial a las órdenes de Anquela en el Carlos Tartiere contra el Rayo Vallecano, que ha apostado por la continuidad de Míchel en su banquillo después de que el excentrocampista recondujese el rumbo del equipo en la segunda mitad de la pasada campaña.

A domicilio arrancará el Sporting, que encontrará su primer obstáculo en Alcorcón. «El hecho de jugar el primer partido fuera de casa me gusta», expuso Herrera, que se estrenará como entrenador sportinguista en Santo Domingo, hogar de un club que a su juicio «todos los años mejora un poquito el equipo».

«Es un campo complicado, pero es posible ganar», valoró el técnico barcelonés acerca del escenario previo a su puesta de largo en El Molinón. Una cita fijada para el último fin de semana de agosto con el Lugo, de grato recuerdo para la afición rojiblanca, ahora como incómodo visitante. «En la última temporada tenía un equipo muy complicado, con jugadores muy interesantes tanto en defensa como en ataque. Cuando llegue vamos a tener que estudiarlo y trabajarlo bien», argumentó el decano de los banquillos en Segunda, nacido en la década de los 50 como Anquela, que dirigirá su primer partido como visitante en Almería. Antes de encarar el derbi, los carbayones se verán las caras con el Reus, el conjunto con el que medirán sus fuerzas todos los equipos de la categoría como paso previo a su choque con el Sporting.

En la primera de las dos jornadas fuera del fin de semana que deberá afrontar a lo largo de la temporada, el Sporting visitará León para enfrentarse a la Cultural en un encuentro inicialmente fijado para el miércoles 11 de octubre, la víspera de la festividad del Día de la Hispanidad, lo que mitiga el freno a un desplazamiento numeroso de la afición sportinguista. Por proximidad geográfica, los seguidores oviedistas tienen subrayado el encuentro del 8 de abril en Lugo, cuyas calles se vieron inundadas por una marea azul el pasado curso.

Los oviedistas, que siguen la estela del Nástic en su itinerario competitivo, tendrán en León la penúltima parada de un trayecto que tiene su fin en el Carlos Tartiere ante el Huesca, el equipo al que Anquela guió al 'play off' el último curso y ahora está dirigido por el exentrenador sportinguista Rubi, que regresará convertido en rival a Gijón el 15 de octubre. Casi ocho meses más tarde, en el primer fin de semana de junio, librarán en Córdoba su último duelo los sportinguistas.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos