Una firma desde el Málaga retrasa la oficialidad de la incorporación de Michael Santos

I. Á. GIJÓN.

La arena del reloj sigue cayendo en la cuenta atrás para que Michael Santos se convierta a todos los efectos en nuevo jugador del Sporting. Los términos de la operación entre la entidad gijonesa y el Málaga para que el atacante uruguayo vista de rojiblanco la temporada que comienza esta semana ya están pactados y únicamente la firma de un documento desde el club malagueño, en el que todos los movimientos pasan por el entorno próximo del catarí Abdullah Al Thani, pospone el carácter oficial de la incorporación del delantero 'charrúa'.

Michael Santos, forjado entre las categorías inferiores de Wanderers de Pando y el River Plate de Montevideo, se encuentra en Asturias desde la última hora de la tarde del pasado jueves y solamente ese trámite burocrático demora que haya podido empezar a ejercitarse a las órdenes de Paco Herrera. Con el reconocimiento médico ya superado, el Sporting confiaba en que el delantero nacido en Montevideo pudiese lucir sus nuevos colores ayer al mediodía después de la frustrada presentación del viernes, pero la falta de novedades desde la entidad costasoleña lo impidió.

Ante esa situación, desde Mareo se tomó la determinación de retrasar la puesta de largo de su séptimo refuerzo para el nuevo curso hasta el lunes aunque la esperada firme llegue a primera hora de la mañana de hoy. Con la llegada de Michael Santos, que confía en recuperar en El Molinón el nivel de juego que le llevó a ser designado como mejor jugador del campeonato uruguayo en 2015 y dejar atrás una temporada con poco protagonismo en La Rosaleda, Miguel Torrecilla avanza en la confección de una plantilla que espera cerrar con la llegada de un mediocentro de perfil organizador.

Esa pieza cobra capital importancia en el puzle de Paco Herrera, que no agotará las 25 puestas a disposición por la Liga de Fútbol Profesional para no taponar la irrupción de los jugadores más destacados del filial, como ha atestiguado ser durante los últimos meses Nacho Méndez. El centrocampista luanquín ha aprovechado el escaparate que le ha brindado el veterano técnico nacido en Barcelona para mostrar su talentosa zurda a lo largo de los ensayos estivales, en los que el futbolista de 19 años ha mostrado su candidatura a hacerse un hueco en la medular del primer equipo.

Fotos

Vídeos