«Estoy con más fuerzas que nunca, es muy difícil hundirme», advierte Castro

Carlos Castro. /  ARNALDO GARCÍA
Carlos Castro. / ARNALDO GARCÍA

«Es un orgullo haber ganado mi quinto Trofeo Quini, espero seguir recogiéndolo en los próximos años», asegura el delantero de Ujo

A. MAESE GIJÓN.

Paco Herrera concedió la titularidad a Carlos Castro, por primera vez en la temporada, el pasado viernes ante el Huesca. El delantero respondió con un buen papel que convenció al técnico tal y como aseguró el preparador catalán. «Estuvo muy bien y trajo de cabeza a los dos centrales», elogió el entrenador del Sporting tras el empate cosechado en El Molinón.

Cinco días después de su debut en el once inicial esta temporada, Carlos Castro reconoció no estar en su mejor momento. La expulsión en Soria y el penalti errado ante el Sevilla Atlético no han ayudado al jugador que ayer afirmó que «estoy con más fuerzas que nunca, es muy difícil hundirme».

La imagen que muestra el delantero de Ujo es de un jugador que empieza a ver la luz al final del túnel. «Un futbolista pasa por momentos buenos y malos y yo no estoy pasando por mi mejor momento, pero seguiré haciendo mi trabajo de la mejor manera posible», señaló el asturiano unas horas después de haber recibido el Trofeo Quini que organiza EL COMERCIO y la Federación de Peñas Sportinguistas.

Precisamente, Castro se mostró encantado por haber recibido su quinto galardón: «Es un orgullo haber ganado mi quinto Trofeo Quini y espero recoger muchos más en los próximos años».

Pese a no estar atravesando por una buena etapa, el rojiblanco insistió en que «estoy seguro de mí mismo y siempre tiro hacia adelante, voy a salir de esta». Un gol le ayudaría a dar un paso más, ese que tanto busca desde que erró el penalti en El Molinón. «Espero que llegue pronto y si puede ser este domingo mejor», indicó el delantero de Ujo, que renovó este verano con el Sporting.

Fotos

Vídeos