Una gala que refuerza el vínculo entre el ámbito deportivo y social

El BAL Hotel congregará a los artilleros asturianos más certeros de la pasada campaña

I. Á. GIJÓN.

La décima gala del Trofeo Quini será un año más un punto de encuentro entre el ámbito deportivo y el social en Asturias. El BAL Hotel congregará a los artilleros asturianos más certeros de la pasada campaña, que estarán arropados por los representantes de sus clubes y varias personalidades de la política local y regional.

El acto estará presentado por el jefe de prensa del Sporting, José Luis Rubiera, que será el encargado de vertebrar la entrega de los dieciocho galardones, tras la cual tomará la palabra el más joven de los distinguidos. El rojiblanco Vicente Carreño, el más prolífico en anotación en categoría alevín gracias a sus 53 dianas, agradecerá el premio recibido a todos los presentes, entre los que estará la plana mayor de su club, representantes de varias peñas sportinguistas, el concejal de Deportes gijonés Jesús Martínez y el presidente de la Cámara de Comercio, Félix Baragaño.

Salvo giro de guión acudirá a la cita el director general de Deportes Ramón Tuero, miembros de la Asociación de Clubes de Fútbol Base, Monchu Menéndez como representante del Comité de Entrenadores de la Federación Asturiana, por la que también estará presente Dani Pinín, y el comisario jefe de Gijón, Dámaso Colunga. César González y Monchu García estarán en Quintueles por el PSOE y Sofía Cosmén lo hará por el PP en una gala a la que no podrán acudir por sus compromisos profesionales Pablo Espina y Pelayo. El premio del primero lo recogerá su madre y el del segundo, su progenitor.

Fotos

Vídeos