El gallego Álex López acerca posturas con el Celta y ultima su incorporación al conjunto rojiblanco

J. B. GIJÓN.

En una jornada de vértigo, Miguel Torrecilla cerró la contratación del defensa madrileño Álex Pérez, mientras que de forma paralela, en Vigo, el centrocampista Álex López avanzaba en su desvinculación del Celta y se quedaba ya muy cerca de recalar en el conjunto rojiblanco en propiedad.

En el Sporting, en cualquier caso, mantenían la prudencia en torno a esta operación, que, por otra parte, está muy bien encaminada y que, si no hay un giro radical de los acontecimientos, se oficializará en estas próximas horas. El jugador ferrolano, que no cuenta para Unzué y que es un futbolista de plena confianza para Paco Herrera, quien ya le dirigió en el Celta y en el Valladolid la pasada temporada, ha acercado posturas con el equipo vigués. El principal escollo está en que a Álex López le restan dos años de contrato y el club gallego no está por la labor de brindarle un salvoconducto gratuito al Sporting, aunque ayer se limaron muchas diferencias para la rescisión.

Herrera es el principal avalista para la llegada de Álex López, a quien ve como un elemento necesario para hilvanar mejor el fútbol del equipo, además de la opción de Nacho Méndez. Torrecilla, no obstante, también maneja alguna otra alternativa por si la operación se complicara, aunque ahora mismo la prioridad es la contratación del gallego.

Con la llegada de este futbolista, el director deportivo salmantino se centraría ya en la incorporación de un futbolista específico de banda, así como en darle salida a Rachid, quien cuenta con una propuesta del extranjero, Dani Ndi y Juan Rodríguez, que saldrá cedido en busca de minutos para continuar dando pasos en su carrera.

Fotos

Vídeos