Sporting

Sporting | «Hay que ganar fuera cuanto antes»

Jony, el jugador cangués del Sporting, sonriente en la sala de prensa de Mareo. / ARNALDO GARCÍA
Jony, el jugador cangués del Sporting, sonriente en la sala de prensa de Mareo. / ARNALDO GARCÍA

Jony, que centra todas las miradas después de su exhibición ante el Numancia, solo piensa en regresar de Lorca con los tres puntos en el bolsillo | «Desde el momento que recibí el balón de Hernán, ya tenía en la cabeza ir hacia la portería rival», explica el cangués sobre su gol ante los sorianos

ANDRÉS MAESE GIJÓN.

El Molinón tiene nuevo dueño. El estadio centenario se rinde a su fútbol. Porque Jony, en sueños, habla de fútbol. Le gusta mucho el fútbol. Y ganar, porque en eso consiste el juego. Y, desde el calentamiento previo al encuentro ante el Numancia, se observó a un futbolista 'enchufado', herido en el orgullo por el desenlace del derbi ante el eterno rival y obligado a devolver la sonrisa al sportinguismo. Y, así, marcó los tiempos del partido, lideró el ataque de los hombres de Baraja y certificó el triunfo con un golazo. «Volver a la senda de la victoria era fundamental porque nos estábamos mostrando muy fiables ante nuestra gente», reflexionaba ayer en la resaca de un encuentro en el que fue el mejor.

La vuelta de Jony a Gijón ilusionó al sportinguismo incluso antes de que volviera a pisar Mareo. El cariño recibido desde el primer día está siendo clave en el regreso de uno de los futbolistas más determinantes de la categoría. Porque el rojiblanco siempre ha confirmado que el buen fútbol, también el gol, y él siempre se han llevado bien. «Cuando uno es feliz le salen las cosas y es lo que me está sucediendo», explicó el asturiano.

Más Sporting

Al igual que sucedió el sábado tras la quinta victoria consecutiva de los hombres de Rubén Baraja en casa, todas las miradas se volvieron ayer hacia Jony en Mareo. Su velocidad rompe las severas defensas rivales, cohabita en la delantera con compañeros muy distintos a él y sus credenciales ante la portería contraria le han concedido un crédito innegable. Pero, apenas quince horas después de que la afición se deleitara con su juego, el cangués prefirió pasar página. Su mente ya piensa en Lorca. En el próximo objetivo rojiblanco. «Hay que ganar fuera de casa y hacerlo cuanto antes», hizo hincapié el jugador.

El papel de Jony en el equipo es más propio de los capitanes que de un recién llegado a un vestuario necesitado de un líder sobre el terreno de juego. Con su juego y compromiso se ha ganado el respeto de sus compañeros. «Es una bendición que esté en el equipo», apuntó Guitián.

Vestido de rojo, con un pantalón corto y un chubasquero, Jony salió ayer de los vestuarios, al término de la sesión regenerativa, consciente de que es el hombre que lidera este nuevo Sporting. No obstante, su cara no reflejaba esa felicidad producto del triunfo porque tiene claro que al Sporting le queda mucho por remar.

Para recuperar una plaza en la zona alta de la clasificación es un requisito imprescindible que el cuadro de Baraja empiece a lograr resultados positivos lejos de El Molinón. «Fuera debemos de dar un paso hacia adelante y ya toca darlo», insistió. Con la mente fijada ya en el Lorca, Jony apuntó cuál será una de las claves. «Vamos a ir con mucha humildad. No será una tarea fácil, aunque la gente piense que sí por dónde están en la clasificación. Nos equivocaríamos si pensáramos que será sencillo», subrayó.

Haber convertido El Molinón en un fortín no será suficiente para el Sporting si quiere optar al 'play off'. El extremo considera fundamental «sumar dos o tres victorias consecutivas». «En una categoría tan igualada, nos tenemos que reenganchar a base de sumar de tres en tres, pero que nadie se espere que nos van a regalar el partido», recordó el número '16'.

Un gol de bandera

No quiso entrar en detalles sobre el gol el sábado porque no había visto la repetición de la jugada, pero ayer el cangués sí se recreó para explicar cómo gestó el mejor tanto de lo que va de temporada en el Sporting. «En el momento que recibo el balón de Hernán, ya tenía en mente ir hacia la portería del Numancia», desveló el jugador. «Según controlo, Baraja me grita desde la banda para que ataque al lateral y no me lo pienso», prosiguió el jugador. «Cuando llego al área, cambio el regate y me voy hacia la derecha cuando normalmente busco mi pierna buena. Una vez que regateo a los dos primeros jugadores y entro en el área intento sortear a los diferentes rivales que salen en mi paso lo más rápido que puedo. Al final sale todo bien», relató el cangués sobre su 'obra' de arte.

Síguenos en

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos