«Gritó puta Sporting y empezó a darme puñetazos»

El aficionado muestra su camiseta ensangrentada.
El aficionado muestra su camiseta ensangrentada. / FACEBOOK M. Á. R.

Un joven aficionado fue agredido en los Sanfermines por lucir la camiseta de su equipo

VÍCTOR M. ROBLEDO GIJÓN.

La que debía ser una noche festiva en Pamplona, la última de esta edición de Sanfermines, se convirtió anteayer en una pesadilla para un joven aficionado sportinguista natural de Navarra que fue agredido pasadas las dos de la madrugada al salir del lavabo de un local por lucir una camiseta del Sporting. Tras presentar la pertinente denuncia en una comisaría de la Policía Foral, el seguidor rojiblanco compartió su relato en las redes sociales para encontrar algún testigo que le ayude a identificar a su agresor.

Los hechos se produjeron pasadas las dos de la mañana en la Peña Donibane, ubicada junto a la plaza San Francisco, adonde el agredido acudió acompañado de un grupo de amigos. «Yo iba vestido de blanco y rojo y con una camiseta blanca del Sporting (sí, soy de Pamplona pero me gusta el Sporting) que cada vez que la llevo en Sanfermines hace que la gente se acerque de forma simpática a animar, vacilar e incluso a sacarse fotos», explicó el joven aficionado en su perfil de una red social. «De repente escucho un grito y me parece entender 'Puxa Sporting' y me dispongo a saludar. Pero no. Era un 'Puta Sporting', que me pilló totalmente desprevenido y que llegó acompañado de una serie de puñetazos en la nariz, en la nuca y por todo el cuerpo con toda la fuerza del mundo y de patadas», señaló.

El aficionado asegura que no conocía a su agresor y que no llegaron a intercambiar más palabras. Los propios clientes del bar tuvieron que separarlos para evitar que la situación se agravara. Un rato después acudió a un centro de salud para que le emitieran un parte de lesiones.

A última hora de ayer, su relato había sido compartido 3.000 veces en Facebook y más de 1.800 veces en Twitter. El sportinguista Isma López aprovechó esta última red social para mostrar su indignación: «Es lamentable que comportamientos así tengan cabida en el año 2017. Ojalá nos convirtamos pronto en una sociedad más tolerante».

El propio agredido se expresó en una línea similar, a la espera de datos que le permitan identificar a su agresor. «Hoy he sido yo por una camiseta del Sporting, pero mañana puedes ser tú por una bandera arcoíris o tú por no aceptar que te meta mano», concluyó el seguidor.

Fotos

Vídeos