«Tendría que haber jugado más hacia delante», reconoce Borja Viguera

A. MAESE GIJÓN.

No fue un domingo más para Borja Viguera. Por mucho que el delantero quitara importancia a su titularidad, su participación ante el Almería supuso un paso más para él en el Sporting de Paco Herrera. «Estoy con más confianza y el partido del sábado me ayudó», reconoce el rojiblanco, que fue despedido con una ovación cuando el entrenador decidió sustituirle.

A Viguera le tocó ser el compañero de fatigas de Michael Santos. Actuó por detrás del delantero, tal y como hizo la anterior jornada ante el Rayo Vallecano. «Herrera me pidió que ocupara los espacios por detrás de sus centrocampistas», explica el atacante, que hizo algo de autocrítica con su juego ante el Almería: «Tendría que haber jugado más hacia delante, aunque los goles nos ayudaron a encarrilar el partido».

Invictos en casa

Un partido más, y ya son seis, el Sporting no perdió ante su afición. Hasta la fecha, El Molinón todavía no ha vivido una derrota de su equipo, algo que para la plantilla es esencial de cara a conseguir el ascenso. «Sabemos que el objetivo pasa por El Molinón y estamos demostrando que somos un equipo fiable y fuerte», comenta Viguera.

El futbolista navarro va más allá sobre la imagen que ofrece el Sporting y subraya que «somos un bloque, damos la sensación de ser un equipo importante y ese tiene que ser el camino». Por último, reconoce que «tengo mucho margen de mejora y es algo que sé yo, lo sabe el entrenador y también los compañeros».

Fotos

Vídeos