Herrera: «Este es un equipo magnífico para pelear por la Liga»

Miguel Torrecilla, ayer, intercambiando impresiones con Paco Herrera y el preparador físico David Chorro.
Miguel Torrecilla, ayer, intercambiando impresiones con Paco Herrera y el preparador físico David Chorro. / ARNALDO GARCÍA

«El único perjudicado con lo de Babin es el grupo; nos ha obligado a tomar la decisión de fichar a Álex Pérez», asegura

J. BARRIO GIJÓN.

«Este es un equipo magnífico para pelear por la Liga. Si no es así, estará más en mi debe que en lo demás». Poco amigo de los regates y más de ir al choque con la cara descubierta, Paco Herrera manifestó ayer su total confianza en el proyecto que capitanea y con el que, reducido a una convocatoria de 18 jugadores este fin de semana, partió minutos después de esta sentencia en la búsqueda de un inicio dorado en la categoría a Alcorcón. «Me da igual que empecemos fuera; solo me preocupa que juguemos bien», concluyó el entrenador catalán. «El equipo está preparado. Va a llegar con buen ritmo y en el momento físico que corresponde», bendijo.

Tuvo que afrontar pronto su primera gran decisión de la temporada Herrera, con la sorpresiva ausencia del canterano Nacho Méndez en la lista. El técnico del Sporting explicó que había sido una resolución de última hora, fundamentada por la necesidad de tener un defensa central más en el banquillo tras lo sucedido en los últimos días con Babin y el fichaje de Álex Pérez. «Me duele que no esté con nosotros en este primer partido», manifestó. «Estaba en mi cabeza que viniera, pero el cambio ha sido sobre la marcha por la necesidad de tener un defensa. Ha llegado Álex Pérez y es el único que nos queda por si acaso tenemos una dificultad», explicó.

Frunció el ceño el exfutbolista del Sporting cuando el nombre de Babin, que dio cuenta de unos problemas de pubis a los médicos hace unos días, planeó en el ambiente. El malestar del club, que no va a facilitar una salida gratuita del internacional por Martinica, fue verbalizado por Herrera, que ya no cuenta con él tras la llegada de Álex Pérez. «Está siendo difícil de manejar. El único perjudicado que hay en esto es el equipo porque esta situación es la que prácticamente nos ha obligado a tomar la decisión de fichar un central (Álex Pérez), cuando seguramente no la hubiéramos tenido que tomar. A mí ya se me escapa de las manos», concluyó el técnico.

Problemas físicos

Sobre los nuevos problemas físicos de Babin, se limitó a comentar que «hace dos días fue él quien se dirigió a los servicios médicos y dijo que tenía otra vez molestias de pubis». Una reflexión similar dedicó a Dani Ndi, oficialmente con una gastroenteritis y que tampoco entra en sus planes, enfatizando sobre ambos casos y la relación con el cuerpo médico que «ha sido siempre una situación por parte de los jugadores».

De vuelta al balón, anunció dificultades en Santo Domingo, un territorio engañoso por su estrecha apariencia. «Tiene unas dimensiones normales y da la sensación de que juegas en un campo más pequeño», dijo, antes de asumir que «mis experiencias allí han sido más negativas que positivas». Su última victoria, en ese sentido, se remonta a la pasada temporada, cuando venció por 1-2 con el Valladolid. Aunque el Alcorcón actual tiene una hechura diferente, con dieciséis fichajes a sus espaldas. Pero, incluso con toda esa revolución, Herrera anticipó que «va a jugar con tres centrales y con una defensa de cinco; es un equipo intenso, que juega muy junto, con transiciones rápidas, y nos va a presionar cada vez que pierda la pelota».

La siguiente pregunta de la temporada tuvo un trazo más largo y buscó su pálpito sobre los teóricos candidatos al ascenso. «Sigo viendo a Osasuna, metiéndole presión a mi amigo Braulio, veo mejor a Zaragoza, al Rayo y el Granada es una incógnita porque ha fichado muchísimo. También a nosotros, por supuesto, y por qué no al Oviedo», respondió.

Bajó al detalle con algunas de las caras nuevas, recordando que a Xandao le falta un mes para estar en igualdad de condiciones con sus compañeros. Del recién llegado Álex Pérez dijo que «a pesar de la altura que tiene es un jugador muy rápido, comprometido, que juega bien y nos puede ayudar en la salida de balón». Concluyó que «siempre es un seis de promedio en los partidos». En relación al colombiano Quintero, indicó que «me está convenciendo, pero es un chico que va a necesitar una mayor adaptación a nuestro fútbol». Y describió con un acento especial a Michael Santos, al que se vio como un delantero: «Veo un muy buen jugador, con muchísimo carácter y que a todos los equipos les viene bien. Es pillo, tiene intensidad y mira a portería, pero no es específico de banda».

Fotos

Vídeos