Herrera: «Este equipo tiene una voluntad de hierro»

«La regularidad defensiva y en ataque es lo que no podemos abandonar; hay que insistir», sostiene el entrenador

J. BARRIO GIJÓN.

«El objetivo de los nueve puntos de nueve estaba puesto de antes; era una apuesta de todos por conseguirlo, pero nos queda un partido importante ante un rival difícil». Paco Herrera elevó ayer la prudencia y el recelo para valorar el estacionamiento del Huesca de Rubi en El Molinón. «Es un equipo muy ordenado, con jugadores bastantes físicos y que saben jugar al fútbol», detalló el preparador catalán, quien destacó a Cucho, «un delantero colombiano de 18 años que es un cañón». Y concluyó que «es un equipo que lo que ha hecho es mejorar lo del año pasado».

En su análisis de las últimas horas en Mareo, con tres partidos a cargar en las piernas en seis días, Herrera reconoció que «he notado a la gente un poco cansada aún, pero entiendo que es normal», en un guiño a la apretura del calendario. «Pero a partir de ahí hay un componente que es la voluntad y este equipo la tiene de hierro», sostuvo, enfatizando que «veo al equipo muy fuerte mentalmente, con lo que no creo que sea un problema» el partido de hoy. Para él solicitó una máxima: «Esa regularidad defensiva y en ataque es la que no podemos abandonar ahora. Hay que insistir».

Hizo un punto y aparte con Álex Bergantiños, notable en los dos últimos partidos. «Él me decía al inicio que era un diesel y le costaba coger el ritmo», apuntó. Pero, consideró, «cuando estos jugadores lo cogen es difícil que abandonen esa marcha», ampliando que «está en un momento dulce».

Herrera, que tuvo palabras de cariño para Rubi -«es un muy buen entrenador», dijo-, reflexionó sobre el sentido de jugar bien en Segunda: «Tienes que estar siempre enganchado si quieres estar arriba y, a partir de ahí, es esa regularidad entre defensa y ataque, no tener la pelota como el Barça, con el 80% de posesión. No te lleva a nada. El Lorca tuvo la posesión y casi no tiró».

Más tarde concretó en la situación de algunos futbolistas. En Nacho Méndez reiteró su confianza, pero, aseveró, «quiero que si entra lo haga para triunfar». De Viguera apuntó que «sé que ha sufrido un poco en El Molinón, pero no le abandono porque me parece extraordinario». Y concluyó con una sonrisa sobre el penalti de Castro que «alguien que tiene cosas geniales no hay que quitárselas, pero sí pedirle que eleve un poco más el balón».

Fotos

Vídeos