El Huesca, un líder en horas bajas

Un líder en horas bajas
Rubi, extécnico del Sporting, durante un entrenamiento del líder. / HERALDO DE HUESCA

El conjunto de Rubi y Moi Gómez tan solo ha sumado dos puntos de los últimos doce que ha disputado en la Liga

ANDRÉS MAESE GIJÓN.

La próxima parada liguera del Sporting será en la casa del primer clasificado: el Huesca de un viejo conocido como Rubi. El exentrenador del Sporting situó al cuadro oscense en el liderato en la jornada catorce y, desde entonces, no ha abandonado la cabeza de la clasificación. Pero, para alcanzar el primer puesto, el catalán tuvo que recuperar los puntos perdidos en las primeras fechas del campeonato.

En los seis primeros encuentros, Rubi tan solo logró una victoria. Los malos resultados le llevaron hasta la decimosexta posición. Pero, a partir de entonces, los oscenses completaron la primera de las dos rachas de diez partidos consecutivos sin perder que han sumado hasta la fecha. Casi dos meses tardó el Huesca en dejar escapar un encuentro desde que lo hiciera ante la Cultural Leonesa el pasado 17 de septiembre.

La inmaculada dinámica aupó a los hombres de Rubi hasta el liderato, con una ventaja de cuatro puntos con Osasuna, equipo que en la jornada decimoquinta ocupaba el tercer lugar. Tras las diez jornadas, los oscenses cayeron en Granada, un estadio en el que el cuadro andaluz tan solo ha perdido un encuentro de los trece que ha disputado ante su afición.

El Huesca no conoce la derrota en su campo y es el mejor equipo local de la categoría

Tras la visita a uno de los aspirantes al ascenso, llegaron otros diez enfrentamientos en los que las derrotas brillaron por su ausencia. Tres meses sin perder, que sirvieron para que, en la jornada vigesimosexta, el líder aventajara en once puntos al tercer clasificado: el Rayo Vallecano de Óscar Trejo y Alberto García.

Un mes sin victorias

Cuatro semanas acumula el líder de Segunda División sin sumar tres puntos. Después de lograr la máxima ventaja con el tercer puesto, el equipo de Rubi se ha ido desinflando hasta el punto de que el Rayo Vallecano se encuentra a tres puntos de diferencia y el Cádiz, que marca los puestos de 'play off', se ha situado a seis del equipo más solvente como local de toda la categoría.

Por lo tanto, la del lunes será una buena piedra de toque tanto para el Huesca como para el Sporting. El cuadro rojiblanco llega a la cita en su mejor momento, mientras que los oscenses atraviesan el mayor bache del año. Dos puntos sumados de los últimos doce han sembrado de dudas a un equipo que hace un mes se mostraba intratable.

Más Sporting

A la mala dinámica de resultados también hay que sumar las importantes bajas con las que cuenta Rubi para recibir a un motivado Sporting. El técnico catalán no podrá contar con Akapo, Rulo, Nagore y Bardají, por lesión, mientras que Alexander y a Melero están sancionados. A todos ellos hay que sumar la ausencia de Moi Gómez.

El mediapunta puso rumbo a Huesca en el pasado mercado invernal en calidad de cedido. El Sporting incluyó en el préstamo del jugador la conocida 'cláusula del miedo' por la que el Huesca debería de abonar una cifra que supera los 250.000 euros si quiere que el alicantino pueda participar en el choque. Esa cifra, tan elevada, prácticamente descarta la presencia del futbolista el próximo lunes. Así pues, salvo giro inesperado, el líder tendrá siete bajas para recibir a un Sporting que ha metido la directa.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos