No hay quien pare al Sporting

No hay quien pare al Sporting
Jugadores del Sporting celebrando la victoria. / Carlos Pascual

Los rojiblancos asaltan El Alcoraz y presentan su candidatura al ascenso directo

Andrés Maese
ANDRÉS MAESEGijón

El Sporting está de dulce. Imparable. Así se ha mostrado desde que cayera derrotado en el Carlos Tartiere el pasado 4 de febrero. Desde entonces, los rojiblancos han construido un muro impenetrable para sus rivales, que sumado al acierto en el ataque les ha servido para escalar hasta la cuarta posición situándose a cinco puntos del liderato. Su última gesta fue en Huesca. En un campo donde el equipo del exrojiblanco Rubi no había perdido hasta la fecha.

En pleno mes de marzo, cuando el frío invierno dejará paso a la primavera, el Sporting se muestra como uno de los mejores de la categoría, por no decir el mejor. Después de cerrar el 2017 inmerso en una fuerte depresión, el nuevo año le está sentando de maravilla a un vestuario que cada día se muestra más confiando en el fútbol que practica y que ha superado un duro bache que generó de dudas tanto al equipo como a su entorno.

0 Huesca

Remiro; Kilian Grant (Gallar, m. 77), Pulido, Jair, Brezancic; Sastre, Aguilera, Chimy Ávila (, Ferreiro; Camacho (Vadillo, m. 49) y Cucho Hernández.

2 Sporting

Mariño, Calavera, Juan Rodríguez, Guitián, Canella, Sergio, Bergantiños, Carmona, Jony (Isma Lóez, m. 86), Rubén García (Nacho Méndez, m. 80) y Santos (Nano Mesa, m. 72).

Goles:
0-1: m. 32, Santos. 0-2_ m. 57, Santos.
Árbitro:
Pérez Pallas. Amonestó en el Huesca a Aguilera, Pulido. En el Spotting vieron amarilla Santos, Carmona, Nacho Méndez.
Incidencias:
partido disputado en El Alcoraz.

Buena parte de culpa en la recuperación de los gijoneses la tienen Michael Santos y Jony. El extremo continúa a lo suyo. Su verticalidad y velocidad en cada acción ponen en jaque a cualquier lateral que intente retarle sobre el terreno de juego. En El Alcoraz, el atacante sacó su mejor repertorio y entre tantos recursos que posee centró un balón al corazón del área para que Santos cabeceara al fondo de la portería rival. La dupla sigue funcionando.

El primer tanto de la noche, a la media hora de juego, dejó al Huesca noqueado. Rubi planteó un partido para intentar controlado el esférico, pero ante la presión del Sporting tuvo que variar sus planes. Entre otras cosas porque sus centrales le provocaron más problemas que soluciones.

Bergantiños regresó al centro del campo tras cumplir un partido de sanción y el cuadro del 'Pipo' lo notó. Tanto el centrocampista como Sergio Álvarez empujaron al equipo hacia el campo rival, dejando casi sin opciones al delantero del Huesca Cucho Hernández. La única oportunidad de la que disfrutó el ariete estrelló el balón en el palo para fortuna de los asturianos.

Más Sporting

El buen posicionamiento del equipo benefició a los hombres ofensivos. Pero el más listo, una vez más fue Santos. De una presión a la salida del balón del cuadro oscense, el delantero se hizo con el esférico. Fue egoísta cuando se internó en el área porque pudo asistir a Jony, pero los artilleros son así. Definió con un derechazo para anotar su segundo gol de la noche y su decimoquinto de la temporada.

Calevera y Nano pudieron firmar el tercer tanto para sellar una goleada ante el líder, pero ni el lateral ni el delantero estuvieron acertados en los remates. El encuentro ya estaba roto porque Rubi fue a por el empate a la desesperada, pero no le funcionó.

El golpe de autoridad del Sporting en el estadio del que hasta hoy fue el primer clasificado de la categoría fue de órdago. Las actuaciones como las de Huesca, pero sobre todo los resultados cosechados en las últimas jornadas permiten soñar con el ascenso directo.

Mención especial también merecen Juan Rodríguez y Guitián. Los dos centrales completaron un buen partido y aportaron su granito de arena para que Diego Mariño cumpliera su sexto encuentro consecutivo sin encajar ningún gol.

El Sporting presentó en Huesca su candidatura a todo. Jony y Santos marcan las diferencias en Segunda División. Dos ingredientes, que sumados a la eficacia defensiva de los rojiblancos han convertido al cuadro de Rubén Baraja en un equipo casi imparable.

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos