Fútbol

«Estoy con la ilusión de volver a ver al Sporting donde se merece»

David Villa, junto a los participantes del campus de invierno de su academia. / FOTOS: TWITTER DAVID VILLA
David Villa, junto a los participantes del campus de invierno de su academia. / FOTOS: TWITTER DAVID VILLA

David Villa anhela que los gijoneses enderecen el rumbo y se muestra «doblemente feliz» por la gran temporada del Valencia a las órdenes de Marcelino García Toral

I. ÁLVAREZ GIJÓN.

David Villa cerrará con sensaciones encontradas 2017, un año en el que ha mezclado las satisfacciones de volver a vestir la camiseta de la Selección Española y ver crecer los proyectos que abandera con los fracasos cosechados por su querido Sporting. Su excelente rendimiento como estandarte del New York City, el club en el que pretende cerrar su exitosa trayectoria deportiva, permitió un regreso que no fue el soñado, pero alimenta su sueño de estar el próximo verano en el Mundial de Rusia.

«Fue una alegría enorme, más allá de los tres minutos. Acabó mal porque terminé lesionándome, pero no cambia nada. Agradezco enormemente al seleccionador la confianza que me dio. La reacción de la gente me llenó de orgullo y fue muy bonito para mí», afirmó en 'La Tertulia del Sporting' de la cadena Vinx el exariete sportinguista, con la vista puesta en el primer fin de semana del mes de marzo, cuando arrancará la próxima edición de un campeonato que bajo su punto de vista está progresando en lo táctico con nuevos entrenadores para recortar la distancia que le separa de su gran nivel físico.

Para mantener la forma y responder a ese nivel de exigencia, el atacante langreano sale a correr estos días por la playa de Gijón, una ciudad en la que espera que pronto se vuelve a vivir fútbol de Primera. «Estoy triste por el descenso del año pasado, pero, como cualquier sportinguista, con la ilusión de volver a ver el Sporting donde se merece», expuso el de Tuilla, esperanzado en que se reconduzca la situación del club en el que gestó su prolífica andadura competitiva.

«Todo lo que he conseguido a lo largo de mi carrera se inició con unas raíces muy importantes en Mareo», recordó el internacional español, que definió el gol de Iniesta en la final del Mundial como uno de los mejores momentos de la historia de nuestro país por todo lo que unía». Ajeno a los cambios desde la llegada de Trump a la presidencia, disfruta en Nueva York. Desde la distancia observa cómo el Valencia vuelve «a estar donde se merece» y se muestra «doblemente feliz» porque quien lidere ese gran momento del cuadro 'ché' sea «un amigo» como Marcelino.

Habituado a vivir entre aviones por obligaciones laborales, también suma kilómetros en sus días de vacaciones. Después de visitar el pasado sábado junto a sus excompañeros Miguel y Blín a los jóvenes que sueñan con emularle en Asturias, esta mañana apadrinará el segundo clínic de tecnificación en El Planter después de que ayer hiciese brotar la ilusión entre los participantes del segundo campus de invierno de su academia en Llanera con su presencia en el Pepe Quimarán. Un escenario al que regresará este viernes para compartir un rato divertido sobre el césped sintético con las nuevas generaciones. Será el colofón a cuatro días de puro fútbol en el Principado bajo la metodología del rey del gol en la historia de la Selección Española.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos